Anda di halaman 1dari 42

1.- El cuerpo humano como un sistema de sistemas.

Niveles de organización de los seres vivos.


Se denominan niveles de organización a los diferentes grados de complejidad en los que se
organiza la materia. Son estructuras de las más simples a las más complejas.
Sistemas del cuerpo humano
Un sistema es un conjunto de órganos y estructuras que trabajan en conjunto para cumplir
algunas función fisiológica en un ser vivo.
• Sistema óseo: Es el sistema de apoyo estructural y protección a los órganos internos mediante
huesos.

• Sistema muscular: Es el sistema que permite que el esqueleto se mueva, se mantenga estable y
dé forma al cuerpo. El sistema muscular sirve como protección para el buen funcionamiento del
sistema digestivo y otros órganos vitales.

• Sistema circulatorio: Es el sistema de conexiones venosas y arteriales que transportan la sangre


a los órganos del cuerpo. Está formado por el corazón, los vasos sanguíneos (venas, arterias y
capilares) y la sangre.

• Sistema digestivo: Es el sistema encargado del proceso de la digestión que es la transformación y


la absorción de los alimentos por las células del organismo. La función que realiza es el
transporte de los alimentos, la secreción de jugos digestivos, la absorción de los nutrientes y la
excreción.

• Sistema urinario: (sistema excretor) Es el sistema que tiene la función de expulsar los desechos
que ha dejado el proceso digestivo.
• Sistema nervioso: Es el sistema de conexiones nerviosas que permite transmitir y tener
información del medio que nos rodea.

• Sistema reproductor: Es el sistema que está relacionado con la reproducción sexual.

• Sistema linfático: Es el sistema de conductos cilíndricos parecidos a los vasos sanguíneos que
transporte un líquido transparente llamado linfa. Unas funciones del sistema linfático incluyen
formar y activar el sistema inmunitario y recolectar el quilo (un fluido producto de la digestión de
las grasas de los alimentos ingeridos). El sistema linfático está compuesto por los vasos
linfáticos, los ganglios, el bazo, el timo, la linfa y los tejidos linfáticos (como la amígdala y la
médula ósea).

• Sistema hormonal (Endocrino): Es el sistema que produce hormonas que son liberadas a la
sangre y que regulan algunas de las funciones del cuerpo incluyendo el estado de ánimo, el
crecimiento y el metabolismo.

• Sistema respiratorio: Es el sistema encargado de captar oxígeno y eliminar el dióxido de carbono


procedente del anabolismo celular. Las fosas nasales son usadas para cargar aire en los
pulmones donde ocurre el intercambio gaseoso.
1.1 Organización y estructura de la actividad celular, su relación con la herencia, la genética
y la reproducción humana.

La célula

Es la unidad biológica, funcional y estructural básica de cualquier ser viviente. A la vez, la célula es
el organismo más pequeño de todos, capaz de actuar de manera autónoma. Todos los seres
vivos, grandes o pequeños, vegetales o animales, se componen de una sola célula o por millones
de ellas; El cuerpo humano se compone de más de 30 billones de células.

Las células proporcionan una estructura para el cuerpo, pueden tomar nutrientes de los alimentos,
convertir los nutrientes en energía, y llevar a cabo funciones especializadas. Las células también
contienen material hereditario del cuerpo y pueden hacer copias de sí mismas.

La célula, como todo organismo vivo, cumple una serie de funciones. Estas son:
• Nutrición: mantiene a la célula con vida.
• Relación: vincula a la célula con el medio.
• Reproducción: permite la obtención de nuevas células.
Las células tienen muchas partes, cada una con una función diferente. La estructura básica de una
célula consta de:

• La membrana celular: Es una fina membrana que rodea a la célula, la protege y controla el paso
de las sustancias que entran y salen de esta.

• El núcleo: es la estructura dentro de la célula que contiene la información para regular las
funciones de la célula y donde se encuentra el material genético hereditario. En su interior se
encuentran los cromosomas.

• El citoplasma: Está compuesto por líquido que está dentro de la célula que contiene otras
estructuras celulares diminutas con funciones específica.

• Orgánulos: Son estructuras subcelulares que desempeñan diferentes funciones dentro de la


célula.
La genética
La genética es la rama de la biología que estudia la herencia. La herencia es el conjunto de
características morfológicas (color de piel, pelo, rasgos, etc.), fisiológicas (adaptaciones) y, en el caso
del ser humano, psicológicas (carácter, memoria, inteligencia, etc.), que se transmiten de generación en
generación a través de los genes. Los genes son las unidades hereditarias, presentes en todas las
células en número definido, que en condiciones adecuadas transmiten y rigen el desarrollo de un
carácter o rasgo. Los genes están formados por ADN (ácido desoxirribonucleico), y se hallan contenidos
en los cromosomas. Generalmente, entre padres e hijos encontramos un parecido muy estrecho,
aunque difieren en muchos aspectos, como se diferencian los hermanos entre sí.
La herencia genética
La herencia genética es el proceso por el cual las características de los individuos se transmiten a su
descendencia, ya sean características anatómicas, fisiológicas, morfológicas o bioquímicas de los
seres que ellos poseen. Es la transmisión a través del material genético existente en el núcleo celular.

Forma de trasmisión de la herencia genética


La herencia genética es suministrada conjuntamente por los progenitores; es decir, el genotipo del
nuevo ser está constituido por el aporte de ambos. En las células sexuales, se encuentran los
cromosomas de origen paterno y materno, que aseguran la transmisión de los caracteres hereditarios.
El macho aporta la herencia en los cromosomas del espermatozoide. Mientras que la hembra aporta
su herencia en los cromosomas del óvulo.
La unión de espermatozoide y óvulo forma la célula huevo y dentro de ésta se encuentran los
cromosomas de ambos; estos cromosomas son los que guardan la información de los caracteres
hereditarios.
Los cromosomas
Son elementos constitutivos del núcleo de la célula, portan los caracteres hereditarios de
la especie. Los cromosomas son unos filamentos en los que se agrupan los genes,
formados por secuencias de ADN y ARN. En el momento de la reproducción, se
desdoblan y contribuyen a formar el núcleo de la nueva célula.
La herencia del sexo
En el cuerpo humano, los cromosomas se agrupan en pares. Tenemos así 46 cromosomas o 23
pares. Estos pares de cromosomas se clasifican siguiendo una nomenclatura internacional: del
más grande al más pequeño y aparte se sitúan los cromosomas sexuales.

Su ordenan dos cromosomas del número 1, dos cromosomas del número 2, dos cromosomas del
número 3, y así sucesivamente con todos los pares. Es así que los 22 primeros cromosomas son
comunes en el hombre y en la mujer. Mientras que a los del último par 23 se les llama
cromosomas sexuales y son los que determina el sexo.
Estos pueden ser X o Y, y constituyen pares diferentes en función de que se trate
de un hombre o una mujer, pues, como su nombre indica, son los responsables del
sexo y marcan las diferencias entre el hombre y la mujer.

La mujer posee dos cromosomas sexuales X y el varón posee un cromosoma


sexual X y un cromosoma sexual Y. Es tan sólo un cromosoma lo que hace la
diferencia.
Los genes
Un gen es una unidad de trasmisión hereditaria que determinará,
durante el desarrollo de un ser, la aparición o no de un determinado
carácter. Así, pues, los elementos que determinan las características
a heredar por un nuevo ser son los genes que están ubicados en los
cromosomas de la célula huevo.

Los genes son pequeños segmentos de largas cadenas de ADN que


determinan la herencia de una característica determinada, o de un
grupo de ellas. Así mismo, Los genes se encuentran localizados en
los cromosomas en donde se disponen en línea a lo largo de ellos.
Cada gen ocupa en el cromosoma una posición.
Un gen es un fragmento de ADN, al igual que una
canción grabada en una cinta de audio-cassette.
Un par de genes informa sobre un carácter y tiene una alternativa; por ejemplo, el tipo de pelo puede
ser lacio o enrulado. Estas dos informaciones alternativas son variantes, es decir, que ocupan el mismo
lugar en los cromosomas (par de cromosomas que llevan información para los mismos caracteres, por
ejemplo, color de ojos, color de pelo, etc.). Se simboliza simbolizó con letras mayúsculas a los genes
dominantes (por ejemplo, A) y con letras minúsculas a los genes recesivos (por ejemplo, a).

En este caso, la mamá tiene dos genes dominantes de ojos marrones. El papá tiene dos genes recesivos
de ojos azules. La hija tiene un gen dominante y uno recesivo de color azul claro.
1.2 Filogénesis y Ontogénesis Humana.

Filogénesis
La palabra "filogénesis" designa la evolución de los seres vivos desde la primitiva forma de vida
hasta la especie en cuestión. Por ejemplo, la filogénesis del hombre abarca desde la forma de vida
más sencilla hasta la aparición del hombre actual, dotado de celebro capaz de autogenerar y
autorregular su propio pensamiento.

Etapas de la evolución:
Ontogénesis
Término compuesto de las palabras griegas "ontos" (ente) y "génesis"
(origen). Etimológicamente significa, pues, origen del ente. Es utilizado en
biología, donde se aplica al proceso de formación de un ser vivo, desde su
origen, la fecundación, hasta la madurez sexual, que le permite reproducirse.
2.- Estructuras que hacen posible el movimiento corporal como expresión inteligente

2.1 El sistema locomotor. Partes orgánicas que intervienen durante la locomoción.

El aparato locomotor
Permite al ser humano y a los animales en general interactuar con el medio que le rodea
mediante el movimiento o locomoción y sirve de sostén y protección al resto de órganos del
cuerpo. Funciona en coordinación con el sistema nervioso que es el que genera y transmite
las órdenes motoras. El aparato locomotor está formado por dos sistemas:
Posición anatómica
La posición anatómica estándar para el cuerpo humano que sirve para
describir la localización de todas las estructuras es aquella en que el sujeto
se sitúa de pie, mirando en dirección al observador, con los brazos
extendidos a ambos lados del cuerpo y mostrando las palmas de las manos.
Los planos anatómicos
Los planos anatómicos son superficies imaginarias que sirven como
referencia espacial y que dividen el cuerpo humano para facilitar la
descripción, la ubicación, de los órganos, estructuras corporales y estudio
Arcos de movimientos del cuerpo
Los movimientos corporales desde el punto de vista genérico son los siguientes:

Flexión y Extensión
Abducción y Aducción
Rotación Interna y Rotación Externa
Circunducción
Inversión y Eversión
Supinación y Pronación
2.2 Huesos, músculos y articulaciones.

Los huesos
Los huesos son piezas óseas, resistentes y duras, que se relacionan
entre sí. El conjunto de huesos se llama esqueleto.
Una de las funciones del esqueleto es sostener las partes blandas del
cuerpo. Es decir, sin él, nuestro cuerpo no tendría consistencia. El
esqueleto, también, forma cavidades donde se alojan importantes y
delicados órganos (corazón, mpulmones, encéfalo).

El esqueleto está formado, aproximadamente, por 206 huesos. Los


huesos son órganos muy resistentes, pero no enteramente sólidos. Sus
células se dividen constantemente, por lo cual crecen y pueden reparar
las partes que se pierden.
Partes básicas del esqueleto humano
Tipos de huesos
De acuerdo con su forma y su función, los huesos se clasifican en:
• Huesos largos: constan de una zona cilíndrica (la diáfisis) y dos extremos,
llamados cada uno epífisis. Ejemplos de huesos largos son el húmero, radio, tibia
y peroné.
• Huesos cortos: Estos tipos de hueso se caracterizan por tener una forma algo
irregular y no son simplemente una versión más corta de un tipo de hueso largo.
Los huesos de la mano son ejemplo de esta categoría.
• Huesos planos: Se encuentran dondequiera que se necesite protección de partes
blandas del cuerpo o un lugar para inserción muscular extensa. Ejemplo incluyen
las costillas y el cráneo.
• Huesos irregulares: Comprende huesos de forma característica y diferente. Las
vértebras y los huesillos del oído representan ejemplos clásicos de huesos
irregulares
• Huesos sesamoideos: Huesos pequeños y redondeados que se encuentran junto
a las articulaciones, y tienen la función de incrementar la función de palanca de
los músculos. Un ejemplo de huesos sesamoideos es la rótula (o patela).
Las articulaciones
Las articulaciones son estructuras de tejido conectivo, mediante las cuales dos
o más huesos próximos se unen entre sí. Están constituidas por varios
elementos que le proporcionan estabilidad a esa unión. Al mismo tiempo,
cumplen la función de limitar los movimientos para que éstos no sobrepasen
una amplitud determinada y evitar roturas. Las articulaciones mantienen la
postura y el equilibrio, y permiten la locomoción y el crecimiento.

Tipos de articulaciones
Articulaciones fijas.
Articulaciones móviles.
Articulaciones semimóviles.
Los ligamentos
Los ligamentos son bandas o cápsulas de tejido conectivo. Están
formados por fibras elásticas y de colágeno blanco, que se insertan
cerca de las articulaciones en todos o en algunos de los huesos
que las componen. Su función es dar firmeza a la unión entre los
huesos, y limitar a la vez la amplitud de los movimientos articulares.
Pueden ser anchos, cortos, redondos, etc. Algunos se localizan en
el interior de la cavidad articular; por ejemplo, los ligamentos de la
mano, o los cruzados de la rodilla.
Los músculos
Los músculos cubren casi totalmente el esqueleto (salvo la parte del
cráneo); sus extremos se insertan en los huesos. Están atravesados por
venas y arterias, que llevan glucosa y oxígeno a sus células. Son la parte
activa del sistema: como se contraen y se relajan, actúan como
verdaderas palancas y mueven los huesos. Cada movimiento es el
resultado de la contracción y la relajación simultánea de los pares de
músculos intervinientes.

El cuerpo humano tiene más de 650 músculos, que constituyen la mitad


del peso corporal de una persona. Están conectados a los huesos
mediante tejidos duros y resistentes
Músculos básicos del cuerpo humano.
Nuestro cuerpo realiza dos tipos de movimientos: los voluntarios, como
correr, caminar, hablar, etc., y los involuntarios, que son los que realizan
nuestros órganos internos, como el estómago, las arterias, el diafragma y el
corazón.

Tipos de músculos
De acuerdo con el tipo de movimiento, los músculos se clasifican en:
• Estriados o esqueléticos: Los músculos estriados están unidos a los
huesos y forman el sistema que permite los movimientos conscientes. Su
contracción es rápida y voluntaria. Son muy fuertes y sensibles a la fatiga.
• Lisos o de la vida vegetativa: Los músculos lisos forman parte de los
órganos internos, como la vejiga, los vasos sanguíneos y el esófago.
Pueden tener un movimiento constante sin que sufran fatiga. Su
contracción es involuntaria.
• Cardíaco: El músculo cardíaco es el que constituye el corazón. Es
estriado, pero su contracción es involuntaria y automática.