Anda di halaman 1dari 61

ENFOQUE DEL ORDENAMIENTO DEL AGUA

o
Presentado por
Rodriguez Valladares Janira
Briceño Alva Junior
Sullon Alcas Milagros
Neyra Soto Kiara
Neyra Santur Meler
Jimenez Benites Juana
Gorginho Ruiz Escobar
INTRODUCCIÓN

El problema central que en la actualidad afecta a todos los segmentos de la


sociedad y a todos los sectores económicos, es el acceso o la falta de calidad
de agua. El crecimiento demográfico, el rápido proceso de urbanización e
industrialización, la expansión de la agricultura, el turismo y el cambio climático
producen una explotación cada vez mayor del agua; es necesario, por lo tanto,
considerar que la gestión adecuada para la administración de este recurso
vital es de crucial importancia.
El agua es un factor de vinculación forzada entre los habitantes de una misma
cuenca. Las poblaciones de una cuenca son dependientes de un sistema común
de captación y abastecimiento de agua, así como de la evacuación o drenaje
del agua. Para que se logre una articulación de este sistema común, es
necesario que las municipalidades y las políticas se integren en la lógica
territorial de la cuenca.
Finalmente, el desarrollo económico no es posible sin la gestión sostenible de los
recursos naturales y el punto de partida es la gobernabilidad del agua, que
busca la equidad – social y de género – en la distribución de este recurso
natural disponible, así como la conservación del medio ambiente fundado en un
proceso social de concertación entre municipalidades y representantes de la
sociedad civil.
OBJETIVOS
Objetivo General
Analizar el enfoque del Ordenamiento del Agua, identificando puntos importantes que nos ayuden a relacionar
este tema con el de Ordenamiento Territorial.

Objetivos Específicos
• Lograr estudiar términos relevantes sobre el tema del Ordenamiento del Recurso Hídrico.
• Comprender la importancia de un buen planeamiento y gestión del agua sobre clasificación de las aguas,
usos permitidos, posibilidades de aprovechamiento y programas y proyectos de monitoreo.
MARCO CONCEPTUAL
• Cuenca Hidrográfica
Área drenada por un río. Unidad natural hidrológica y geofísica, con límites definidos
que facilitan la planificación y aprovechamiento de sus recursos. Se efectúa balance
hidrológico y cuantifica con mayor precisión el agua disponible.
• Manejo de Cuencas
Es la aplicación de principios y métodos para uso racional, integrado y participativo
de los RRNN, principalmente agua, suelo y vegetación, a fin de lograr una producción
óptima y sostenida de estos recursos, con el mínimo deterioro ambiental, para
beneficio de pobladores y usuarios de la cuenca. Demanda de un trabajo
interdisciplinario y la labor coordinada de las instituciones públicas y privadas
pertinentes.
• Gestión
Contempla aspectos de planificación, administración, ejecución de tareas, supervisión y
evaluación. Un plan de acción relacionada con la gestión tiene las siguientes tareas:
• Conformar y consolidar equipo multidisciplinario que acompañe a actores sociales
• Organizar a actores sociales para manejar la cuenca
• Formar y desarrollar una Autoridad de Cuencas
• Elaborar y aprobar una estrategia para el tratamiento de la cuenca y el manejo de
RRNN
• Precisar la infraestructura que requiere la cuenca
• Definir el presupuesto para el tratamiento de la cuenca y el financiamiento posible
• Diseño para administrar los recursos de la cuenca.
• Gestión de los Recursos Hídricos
Busca satisfacer las necesidades de agua de la sociedad y tiene dos fases
inseparables: la gestión de oferta y la gestión de demanda. La primera referida a
acciones dirigidas para incrementar y regular la disponibilidad del recurso; y la
segunda referida a las acciones de distribución oportuna del agua (cantidad y
calidad) y la conservación de calidad. En el manejo de la demanda tiene como
protagonista al usuario final.
• Plan de Gestión
Es necesario inventariar y evaluar aspectos técnicos, económicos, ambientales, sociales-
culturales y legales, identifica problemas relevantes que lo afectan y potencialidades
susceptibles para su desarrollo, y sobre esta base, elaborar una propuesta que defina
las acciones a adoptarse a corto y mediano plazo, a fin de lograr un equilibrio entre
la oferta y demanda del agua, en el marco de una gestión integrada y sostenida del
recurso. El documento debe ser adoptado e implementado por la población
beneficiaria y autoridades competentes
• Plan de Gestión de una Cuenca
Se constituye en el mecanismo operativo de planificación y gestión, puesto al
servicio de los actores e instituciones de la cuenca (públicas y privadas;
organizaciones de usuarios y población civil organizada), involucrados
directamente en el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales.

• Plan de ordenación del recurso hídrico


Herramienta mediante la cual se pretende formular una serie de lineamientos
encaminados a reconocer, clasificar y monitorear los cuerpos de agua que ven
comprometida su calidad ambiental o su disponibilidad por ser receptores de
vertimientos o abastecedores de un territorio.
• Cuerpo de agua
Sistema de origen natural o artificial localizado sobre la superficie terrestre y/o subsuelo, en el
caso de las aguas subterráneas, conformado por elementos físico-bióticos, masas o volúmenes de
agua, contenidas o en movimiento.

• Uso potencial
Uso más intensivo que soporta un cuerpo de agua, el cual cobra importancia al poner en riesgo su
sostenibilidad en el tiempo. Es también el uso ideal, deseado o debido que se espera que tenga una
corriente o un tramo de ella para asegurar su sostenibilidad y oferta hídrica.
• Calidad del agua
Estado físico, químico y biológico en que se encuentra el agua, el cual está relacionado con la concentración de sustancias, bien sea
naturales o artificiales, generadas principalmente tras procesos antrópicos.
• Monitoreo
Proceso mediante el cual se hace seguimiento y se establece un control sobre el comportamiento de un proceso para detectar su
estabilidad o variabilidad a través del tiempo.
• Simulación
Metodología numérica desarrolla mediante un software específico que describe el comportamiento y la estructura de un sistema, y sirve
de base para el diseño de la red de monitoreo.
• Modelación
Ejercicio de realizar una representación simplificada de un sistema real que brinda información importante para el desarrollo de un
protocolo de seguimiento o la implementación de un plan de acción frente a lo que se espera obtener. Objetivos de calidad. Conjunto de
parámetros que se utilizan para definir la idoneidad del recurso hídrico para un determinado uso.
DESCRIPCIÓN DEL TEMA
Se ha dicho que la disputa por el agua, elemento fundamental de la vida,
dominará los escenarios de los conflictos geopolíticos del futuro inmediato. La
ordenación de este recurso resulta de vital importancia, en la medida en que su
presencia, tanto espacial como temporal, podrá garantizar la sostenibilidad de
los actuales niveles de calidad de vida de muchos grupos sociales y aun su
permanencia a mediano o largo plazo (Shiva, 2007).
Se ha identificado que la localización de los asentamientos humanos ha sido en
gran medida determinada por la presencia del agua; ciudades, áreas de
cultivo, zonas industriales, han crecido en pos del agua, pero su crecimiento
acelerado ha propiciado situaciones de carencia del líquido. Los grandes
conglomerados urbanos han acaparado la producción de agua de su región y
regiones vecinas, haciendo que la búsqueda del líquido sea cada día a
mayores distancias, tanto horizontales como verticales. Lo mismo ocurre con las
áreas de producción agrícola y las zonas industriales. En la actualidad, un
problema que se añade a la búsqueda del equilibrio espaciotemporal del
suministro del agua es la organización espacial de los Estados nacionales, que,
con sus límites, políticas de defensa del territorio y la seguridad nacional
establecen barreras artificiales que derivan en conflictos internacionales.
Las ciencias interesadas en el estudio de las diferencias espaciales deben dar
cuenta de la forma como se distribuye naturalmente el agua en la superficie
terrestre, de la disponibilidad de ella para los diferentes grupos humanos y de
las prácticas sociales de apropiación, manejo y consumo. Este tipo de
conocimiento es básico para la planificación de su oferta y regulación de su
consumo. Así aparecen la planificación y gestión como técnicas derivadas de las
prácticas sociales, las cuales pueden ser usadas bajo los principios de
solidaridad territorial, para garantizar el libre acceso como garante de la vida
entre áreas que cuenten con excedentes de agua y aquellas con escasez, o, por
el contrario, bajo la perspectiva de comercialización del recurso
GESTIÓN DE RECURSOS HÍDRICOS

¿Qué es la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos?


Es un proceso mediante el cual se gestionan las intervenciones de los seres
humanos en el ámbito de la cuenca. Esta gestión solo es posible a través de la
participación y el consenso de todos los usos y usuarios del agua, en las
decisiones que se tomen sobre el destino de los recursos hídricos en la cuenca.
Así, a pesar de pertenecer a diferentes sectores: agropecuarios, mineros,
energéticos, piscícolas, poblacionales, etc.; los diferentes usuarios deberán
coordinar entre sí, para tomar decisiones sobre el agua en condiciones de
respeto y equidad, con el objetivo de:
• Aprovechar los elementos de la naturaleza que ofrece la cuenca y satisfacer
las necesidades de sus habitantes.
• Mantener la capacidad productiva sostenible de la cuenca, que dé sustento a
los humanos que viven en ella.
• Ordenar las intervenciones de los usuarios y minimizar los conflictos.
La gestión integrada del agua promueve el manejo y aprovechamiento coordinado de este
recurso, con la finalidad de potenciar a un mayor nivel el bienestar social y económico
resultante, de manera equitativa, sin comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas vitales.
Se fundamenta en los siguientes principios:
• Equidad: El agua es una necesidad básica y por lo tanto todas las personas deben tener el
derecho de acceder a ella, en suficiente cantidad, calidad y oportunidad. El agua es un bien
público.
• Integridad Ecológica: Los recursos hídricos solamente pueden sostenerse cuando las zonas de
captación y los ecosistemas son capaces de reponer el agua (dulce) con una adecuada
calidad.
• Eficiencia: El agua es un recurso escaso y fundamental para el desarrollo económico local de
la población, por lo tanto, debe ser usada en forma apropiada. Las tarifas deben permitir la
recuperación de los costos de inversión, operación y mantenimiento, sin comprometer el
principio de equidad y el derecho humano al agua.
. SISTEMA DE LA GESTIÓN INTEGRADA
GESTIÓN DEL AGUA POR CUENCAS
Uno de los graves problemas en las cuencas de nuestro país, es que cada uno de los sectores o
usos (poblacional, agrícola, industrial, minero, etc.) está acostumbrado a usar el agua sin
considerar que el recurso es uno solo y que en una misma cuenca se ubican distintos usuarios, que
dependen del mismo recurso.
Muchas veces los diferentes usuarios compiten por el uso del agua. Ello sucede por ejemplo cuando
en la cuenca se realizan actividades que pueden poner en riesgo la calidad y la disponibilidad del
recurso para los demás usuarios.
GESTIÓN INTEGRADA DE CUENCAS
LOS SERES HUMANOS INTERVIENEN DE MÚLTIPLES MANERAS EN LAS
CUENCAS, AHÍ CONSTRUYEN SUS CASAS, CIUDADES, CAMPOS DE CULTIVO,
CARRETERAS, CAMINOS, OBRAS PARA RIEGO, PARA ENERGÍA, ETC.
De acuerdo con Dourojeanni (2009), la gestión de los recursos hídricos por
cuenca se entiende como “la gestión de las intervenciones, que los seres
humanos realizan en una cuenca y sobre el agua captada por la misma, con el
fin de conciliar metas económicas, sociales y ambientales que permitan mejorar
la calidad de vida de todos los seres humanos que dependen del uso de su
territorio y sus recursos, así como minimizar los conflictos entre los interventores
y el ambiente”.
RECURSO HÍDRICO EN EL PERÚ

El agua es un recurso natural indispensable para la vida. Sin el agua no podríamos alimentarnos,
asearnos, dar de beber a nuestros animales, regar nuestros campos.
El agua de nuestros ríos, lagunas, puquiales y varias otras fuentes; a simple vista parece un recurso
abundante y muchas veces la tratamos como si fuera un recurso inagotable, como si nunca se fuera
a acabar. Sin embargo, los tiempos han cambiado. En la sierra vemos, por ejemplo, que ahora los
tiempos de lluvia son más violentos, pero más cortos; y que los tiempos de sequía están durando
más; todo ello por causa del cambio climático.
¿CUÁNTA AGUA HAY EN EL PERÚ Y EN EL MUNDO?
A CONTINUACIÓN, UNOS DATOS INTERESANTES:
¿CUÁNTA AGUA HAY EN EL PERÚ Y EN EL MUNDO?

En el mundo, el Perú es un país privilegiado, pues dispone de un importante


volumen de agua dulce (un volumen anual promedio de 2`045,609 MMC de
agua). Nuestro país se ubica entre los 20 países más ricos del mundo con
72,510 metros cúbicos de agua por habitante al año. Sus problemas, por lo
tanto, no son de dotación sino de distribución territorial y de deficiente gestión.
LOS PERUANOS TENEMOS UNA DISTRIBUCIÓN ESPACIAL DEL AGUA MUY SINGULAR, CON
TRES VERTIENTES HIDROGRÁFICAS, QUE CONCENTRAN EL AGUA Y LA POBLACIÓN EN
DIFERENTES PROPORCIONES
MARCO ORGANIZATIVO PARA LA GESTIÓN DE
RECURSOS HÍDRICOS
El control gubernamental en asuntos hídricos se refiere al diseño e
implementación de políticas públicas para la gestión y la inversión sostenible
del agua y necesita del apoyo completo de la sociedad. Las actividades del
control gubernamental incluyen los marcos legales, políticas, instituciones y el
manejo de herramientas.
SISTEMA NACIONAL DE GESTIÓN DE RECURSOS
HÍDRICOS - SNGRH
El Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos - SNGRH, es una plataforma conformada por todas las
instituciones del sector público y usuarios que tienen competencias y funciones relacionadas a la gestión del
agua.
El SNGRH articula las acciones de todos sus integrantes para implementar, supervisar y evaluar, a través de
la Autoridad Nacional del Agua, el cumplimiento de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos y del
Plan Nacional de Recursos Hídricos, en los distintos niveles de gobierno, con la participación de los usuarios
de agua organizados, comunidades campesinas, comunidades nativas y entidades operadoras de
19infraestructura hidráulica, tomando como unidades de gestión las cuencas hidrográficas del país.
Autoridad Nacional del Agua:
La Autoridad Nacional del Agua es el ente rector del Sistema Nacional de
Gestión de los Recursos Hídricos, responsable de su funcionamiento; desarrolla,
dirige, ejecuta y supervisa la Política y Estrategia Nacional de Recursos
Hídricos; dicta normas y establece procedimientos para la gestión integrada y
multisectorial de recursos hídricos por cuencas hidrográficas y acuíferos;
coordina acciones en materia de recursos hídricos con los integrantes de dicho
sistema, quienes participan y asumen compromisos, en el marco de la Ley y el
Reglamento.
AUTORIDADES PÚBLICAS VINCULADAS CON LA GESTIÓN DE LOS
R. HÍDRICOS
Autoridades Administrativas del Agua (AAA)
A través de ellas, dirigimos y ejecutamos el manejo de los recursos hídricos a
nivel de cuencas hidrográficas. Aprobamos estudios y obras de
aprovechamiento de agua. Otorgamos derechos de uso de agua y
autorizaciones de reúso de aguas residuales tratadas y de ejecución de obras.
También vigilamos el uso de las fuentes de agua y supervisamos el
cumplimiento del pago de la retribución económica. Además, realizamos
estudios, inventario, monitoreo y gestión de riesgos en glaciares, lagunas y
fuentes de agua subterránea.
• Autoridades Locales del Agua (ALA)
Administramos los recursos hídricos en los respectivos ámbitos territoriales. Las ALA apoyan a las
AAA en sus funciones, capacitaciones y campañas de cultura del agua. Además, se encargan de
promover la solución de conflictos a través de la conciliación. Consejos de Recursos Hídricos de
Cuenca Son espacios institucionales de diálogo donde los actores del agua locales y regionales
discuten sus problemas de manera positiva, toman acuerdos y se comprometen con el
financiamiento de las acciones que planifiquen en sus cuencas.
• Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca
Son espacios institucionales de diálogo donde los actores del agua locales y regionales discuten
sus problemas de manera positiva, toman acuerdos y se comprometen con el financiamiento de
las acciones que planifiquen en sus cuencas.
INSTRUMENTOS PARA LA GESTIÓN DE LOS
RECURSOS HÍDRICOS
Ante el desafío que enfrenta el Perú, de incorporar la sostenibilidad de sus recursos
hídricos en su agenda de desarrollo, la ley N° 29338, Ley de Recursos Hídricos,
establece que la Autoridad Nacional del Agua (ANA) es el ente rector y la máxima
autoridad técnico-normativa del Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos,
y una de sus responsabilidades es la elaboración del Plan Nacional de Recursos
Hídricos (PNRH).
El PNRH se apoyará en la Política y Estrategia Nacional de los Recursos Hídricos para
la definición de los lineamientos de acción, dirigidos a mejorar la oferta de agua en
calidad, cantidad y oportunidad, a administrar o influir sobre las demandas y a
mitigar los impactos extremos. Partirá de la premisa que el agua es un elemento vital
para el desarrollo de la vida y vector principal para la implementación de políticas
sectoriales.
Ley de Recursos Hídricos, Ley N.º 29338
CONTENIDO La presente Ley regula el uso y gestión de los recursos hídricos.
Comprende el agua superficial, subterránea, continental y los bienes asociados
a esta. Se extiende al agua marítima y atmosférica en lo que resulte aplicable.
FINALIDAD La presente Ley tiene por finalidad regular el uso y gestión
integrada del agua, la actuación del Estado y los particulares en dicha gestión,
así como en los bienes asociados a esta.
ARTÍCULO III° - LEY DE RECURSOS HÍDRICOS
Política de Estado N° 33, Sobre los Recursos Hídricos (Aprobada el 14 de agosto de 2012 )
1. El acceso al agua potable es un derecho fundamental de la persona humana
2. Se ratifica el agua como patrimonio de la Nación y se usará el recurso en armonía al bien
común
3. Ninguna persona, entidad pública o privada podrá atribuirse la propiedad del recurso
hídrico
Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos (PENRH)
Objetivo del PENRH
Lograr la gestión integrada de los recursos hídricos en el ámbito nacional que
permita satisfacer las demandas presentes y futuras, así como garantizar la
conservación, la calidad y la disponibilidad del recurso hídrico y su
aprovechamiento eficiente y sostenible; con criterios de equidad social,
económico ambiental; con la participación de los tres niveles de gobierno, del
sector público y privado, de los actores sociales organizados de la sociedad
civil y de las comunidades campesinas y comunidades nativas contribuyendo a
la cultura del agua y al desarrollo del país con una visión de inclusión social y
desarrollo sostenible.
Plan Nacional de Los Recursos Hídricos (PNRH)

Objetivo del PNRH


Constituirse en una herramienta de planificación que posibilite el uso armonioso y coordinado del
recurso hídrico en el país, contribuyendo a su gestión racional, integrada, descentralizada,
participativa y sustentable de este vital recurso natural; considerando al agua como un elemento
clave para la implementación de políticas sectoriales, bajo las condiciones de un desarrollo
sostenible con inclusión social e incremento de la calidad de vida de la población, considerando
acciones de mitigación y adaptación al cambio climático producido por el actual proceso de
calentamiento global.
Principios
• 1. EL PLAN DE TODOS. El PNRH debe estar concebido y formulado por todos los sectores implicados, incluidas
las comunidades campesinas, nativas y organizaciones de mujeres.
• 2. INSTITUCIONALIDAD DEL PNRH. Debe ofrecer un marco de consenso, acuerdo y articulación entre las
instituciones de la administración pública y los actores y agentes involucrados.
• 3. LEGITIMIDAD DEL PNRH. El Plan debe ser un mecanismo para la participación de los usuarios y la
población organizada en la toma de decisiones.
• 4. TRANSPARENCIA. El PNRH debe garantizar la transparencia del proceso de formulación y el acceso de la
población a la información.
• 5. GESTIÓN INTEGRAL DE LOS RECURSOS HÍDRICOS. El PNRH debe formularse bajo el equilibrio del valor
económico, sociocultural y ambiental del agua, con una visión de gestión integrada.
• 6. GOBERNANZA HÍDRICA. El PNRH debe ayudar a lograr en el Perú una gobernanza participativa del
agua.
• 7. SOSTENIBILIDAD. El Plan debe asegurar a las generaciones actual y futura la disponibilidad de agua
necesaria.
• 8. CULTURA DEL AGUA. El Plan debe ser un instrumento para generar conciencia y actitudes que propicien el
buen uso del agua y su valoración como elemento imprescindible para la vida.
• 9. HIDROSOLIDARIDAD. El PNRH debe sustentarse en estrategias de cooperación frente a las convencionales
de competencia por los usos del agua.
METODOLOGÍA PARA LA FORMULACIÓN DE PLANES DE
ORDENAMIENTO DEL RECURSO HÍDRICO

Dentro de las ciencias ambientales, a escala global, ningún otro recurso como el
agua constituye un elemento articulador de la gestión, ajustada al paradigma
de la sostenibilidad. Como lo plantea Mejía “Desde mediados de los años
noventa, la comunidad internacional acordó una reorientación hacia una
Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH)”. Para la Asociación Mundial
del Agua, la GIRH es: “un proceso que promueve la gestión y el desarrollo
coordinado del agua, la tierra y los recursos relacionados, con el fin de
maximizar el bienestar social y económico resultante de manera equitativa, sin
comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas”.
METODOLOGÍA PARA LA FORMULACIÓN DE UN PORH

Partiendo de la definición de un área de estudio sobre la cual se pretende emprender la ordenación


del agua, la primera aproximación a la descripción del territorio se logra a partir de la revisión de la
información disponible a escala regional. En este sentido las memorias de atlas regionales, planes o
esquemas de ordenamiento territorial (POT o EOT), planes de ordenación y manejo de cuencas
hidrográficas (POMCA), planes departamentales del agua, estado de los recursos naturales y del
ambiente, bases de datos de concesiones, cartografía, entre otros; constituyen insumos fundamentales
para lograr una primera identificación de las características generales del territorio, para establecer el
orden de las dinámicas a seguir y para hacer algunas consultas con actores clave de la región que
manifiesten su conocimiento o expectativas acerca de lo que esperan de un PORH.
La síntesis de información que se logra a partir de esta primera actividad permite establecer, en cada
caso de estudio, los criterios a considerar para seleccionar los cuerpos de agua que serán objeto de
ordenación en el vasto territorio, y una vez definidos los criterios, se seleccionan las corrientes, lentes de
agua y acuíferos.
Una aproximación a mayor escala se debe emprender mediante la revisión, evaluación y síntesis de la
información disponible a escala local; de ella hacen parte
En este punto debería ser posible establecer un diagnóstico general acerca del
uso que se da al agua en los cuerpos objeto de estudio y de los efectos de este
uso sobre los mismos. Como resultado del proceso adelantado hasta este
momento se identifica la problemática ambiental relacionada con la calidad
del recurso hídrico, se priorizan los cuerpos de agua de acuerdo con los
resultados obtenidos con los índices de escasez y de calidad del agua. Con
todo esto finalmente se completan los insumos básicos para definir los usos
potenciales del agua.
CRITERIOS PARA LA IDENTIFICACIÓN DE CUERPOS DE
AGUA A ORDENAR
Para la selección de los cuerpos de agua a ordenar se considera fundamental tener en cuenta
los siguientes criterios:
• Los cuerpos de agua que sirven actualmente como fuentes abastecedoras de agua potable
para los principales centros poblados localizados en la zona de estudio.
• Los cuerpos de agua receptores de vertimientos puntuales de aguas residuales provenientes
de las cabeceras municipales, centros poblados y actividades industriales más importantes.
• Corrientes de agua que tienen registradas, dentro de las bases de datos de las entidades
ambientales, concesiones de caudales superiores a 10 L/s, y que abastecen actividades
económicas tales como: industria, agricultura, minería y acuicultura, que podrían impactar la
cantidad o calidad del recurso hídrico.
• Los cuerpos de agua asociados a áreas donde la actividad económica que se desarrolla
pudiera representar una carga contaminante difusa que afecte la calidad del agua de
fuentes abastecedoras para una población.
• Proyección de nuevos usos del agua, según proyecciones de demanda y solicitudes en curso
ante la Autoridad Ambiental.
Caracterización de Cuerpos de Agua
Los estudios de caracterización revelan el estado de las condiciones de calidad
que se presentan en un cuerpo de agua como respuesta a una serie de
condiciones naturales o antrópicas que intervienen sobre él. Sobre los
resultados que se obtienen de una jornada de caracterización influyen las
condiciones hidro climáticas del período en que ella se lleva a cabo y las
circunstancias de intervención del hombre sobre el agua, tanto en términos de
su captación como de los vertimientos. En cada estudio de caracterización que
se hace, siempre se advierte que una sola campaña de muestreo no es
suficiente para evaluar una corriente; la verdadera caracterización sólo se
logra mediante un seguimiento a través del tiempo, monitoreando la
variabilidad o no de las condiciones de cantidad y calidad del recurso.
Diagnóstico del Estado del Recurso Y Priorización
Un diagnóstico se hace con el fin de identificar una problemática y, con base en
esto, formular un plan de acción en el horizonte, que contribuya a la solución de
los problemas ambientales identificados; de este modo, el diagnóstico se
convierte en una herramienta obligatoria y debe ser utilizado para definir el
uso que se dará en un futuro.
La problemática en torno al agua en el país se centra, en primer lugar, en la
disminución de la calidad por el aumento de las cargas contaminantes que se
vierten directamente a las corrientes o se disponen sobre el suelo, al manejo
inadecuado de residuos sólidos y a la producción de bienes, utilizando, de
forma no planificada, sustancias que, una vez alcanzan un cuerpo de agua,
impactan negativamente sus características naturales.
Usos potenciales del Agua

El concepto de uso potencial del agua se empieza a construir en el momento en


que se estructura esta propuesta metodológica para la formulación de un
PORH, y hace referencia a un uso deseable o de un “deber ser...” refiriéndose
a los cuerpos de agua, a la necesidad vital que el hombre tiene de él y al
paradigma, sueño o utopía de la sostenibilidad ambiental. El uso potencial
constituye una meta que en muchos casos llevará a transformar la actual
calidad de un cuerpo de agua
USOS DEL RECURSO HÍDRICO
Formulación del PORH
En la fase de formulación de un PORH es pertinente proponer las estrategias o líneas
de acción, programas y proyectos en el marco de un escenario de gestión y
financiación posible para la entidad ambiental que lo esté ejecutando, de acuerdo con
las problemáticas y prioridades establecidas en el diagnóstico y en un horizonte de
planeación de largo (10 años), mediano (5 años) y corto plazo (2 años).
El PORH se debe estructurar a partir de los objetivos que se pretenden lograr en el
horizonte de planeación, las líneas estratégicas que marcan el camino hacia el logro
de los objetivos, programas y proyectos que operan el mismo. Un programa es un
conjunto organizado de proyectos. El proyecto se define como un propósito planificado
conformado por una serie de actividades que contribuyen al logro del objetivo del
proyecto y permite la ejecución del plan en el horizonte de planeación.
Seguimiento y Monitoreo
El monitoreo proporciona datos que permiten:
• Detectar la variación en la cantidad de agua que fluye a través de una cuenca.
• Identificar las afectaciones en la calidad de los cuerpos de agua superficiales y subterráneos.
• Controlar el acatamiento de las medidas que se tomen para la conservación o mejoramiento
de la calidad del agua.
• Verificar la eficiencia de la implementación de las acciones formuladas para solucionar los
problemas detectados.
• Evaluar a través del tiempo el avance en el cumplimiento de las metas establecidas en el
PGAR a largo plazo acerca de la reducción de cargas contaminantes.
• Reorientar acciones para el cumplimiento de metas y objetivos de calidad.
• Modelar y simular la calidad en respuesta a diferentes estímulos naturales o antrópicos.
CONCLUSIONES
• La implementación de la GIRH debe responder a las necesidades de la cuenca o
microcuenca, y aplicarse con la participación de todos los sectores. Idealmente el rol
de coordinador estará a cargo de los gobiernos. Cuando la municipalidad no puede
asumir el rol de coordinador, la puede asumir la organización de cuenca o la
institución rectora del recurso hídrico presente en el municipio.
Para aplicar la GIRH se recomiendan, los siguientes pasos:
a) La identificación de sectores estratégicos y usuarios del agua
b) La definición de políticas y del marco jurídico (leyes y normativas)
c) La creación de una estructura organizativa definida por consenso
d) La aplicación de un proceso de planificación participativa para el uso del recurso
hídrico.
• El proceso de planificación debe contemplar entre otras acciones, las
siguientes: La caracterización de la cuenca o microcuenca, la cual debe incluir:
la delimitación de la cuenca, el inventario del volumen de precipitación
mensual y anual, y la cuantificación de los volúmenes de agua que se
extraen; la realización de diagnósticos participativos, la elaboración de un
plan de acción o plan de gestión, la gestión de recursos económicos, la
creación de sistemas de información y comunicación, la educación y
sensibilización. El Plan de acción estratégico debe estar orientado
particularmente a: protección de las fuentes de agua, reducción o eliminación
de las fuentes de contaminación del agua, establecimiento de mecanismos de
asignación del agua, restauración de los ecosistemas y el manejo de
inundaciones y sequías.
• El ordenamiento del recurso hídrico permite que a través de los análisis que
se realizan en el proceso de formulación del plan, se determine la destinación
que para los diferentes usos, como el agrícola, recreativo, pecuario, industrial
y el consumo humano entre otros, de esta forma se contribuye a que las
fuentes mantengan al máximo sus condiciones de calidad, cantidad y también
condiciones para la preservación de la vida acuática, no solo los peces sino
también los microorganismos presentes en los ríos, esto significa que podemos
saber la calidad y así involucrarla al momento de determinar los usos, que al
mismo tiempo nos permitan seguir desarrollando actividades sociales y
productivas.
GRACIAS