Anda di halaman 1dari 22

FILOSOFÍA EN EL VIRREINATO

DEL PERÚ
Alumno: Llacza Guadalupe Ronald
LA ESCOLÁSTICA
Es una
corriente teológica y fil
osófica que utilizó
parte de la filosofía
grecolatina clásica para
comprender
la revelación
religiosa del cristianism
o.
Santo Tomás de Aquino: La fe y la razón
Este tipo de filosofía llego al Perú a través de los
españoles, aproximadamente en el año
1550.Fue difundida por las órdenes religiosas
como: Dominicos, mercedarios, jesuitas y
franciscanos
 El apogeo de la escolástica comprende, por lo tanto, los
siglos XVI y XVII y se prolonga hastamediados del siglo XVIII
 La escolástica presidió desde su iniciación las funciones
docentes de la universidad de SanMarcos en Lima; las de
las universidades menores de Cusco y Huamanga y los
colegios quefundaron las diversas órdenes religiosas.
 Durante este periodo se estudiaban los filósofos clásicos y
medievales a través de la lectura desus obras originales o
las de sus comentaristas. Asimismo, se encaró el decisivo
problemateológico de la condición humana de los
indígenas. Sin embargo, en el Perú, su principal ideaestuvo
orientada a forjar en los vasallos una conciencia
condicionada por la aceptación de unajerarquía social y
política rígida.
 El autor más estudiado fue Santo Tomás de Aquino, a quien
le siguieron las doctrinas de DunsScoto, San Agustín, etc.
 Representantes: Fray Jerónimo de Valera (1568-1625).
Esteban de Avila (1519-1601), José deAcosta (1539-1600),
Martín de Jáuregui, etc
Dominicos
• La orden de predicadores (del latín: ordo
praedicatorum u O.P.), conocida también como orden
dominicana y sus miembros como dominicos, es una orden
mendicante de la Iglesia católica fundada por Domingo de
Guzmán en Toulouse durante la Cruzada albigense y
confirmada por el papa Honorio III el 22 de
diciembre de 1216.
• Los Dominicos son miembros de Escuelas e instituciones
emblemáticas y religiosas reconocidas a nivel internacional al
servicio de la Educación y la formación de hombres y mujeres
de bien, que puedan desempeñarse en la sociedad.
• La orden dominica se destacó en el campo de
la teología y doctrina al abrigo de figuras como Alberto
Magno o Tomás de Aquino. Algunos de sus miembros
integraron la Inquisición medieval.
Mercedarios
La Orden Real y Militar de Nuestra Señora de la
Merced y la Redención de los Cautivos, más
conocida como Orden de la
Merced (en latín: Ordo Beatæ Mariæ Virginis de
Redemptione Captivorum), es una orden religiosa
católica, fundada en 1218 por san Pedro
Nolasco (ca. 1180–1245) para la redención de los
cristianos cautivos en manos de musulmanes. Los
mercedarios se comprometen con un cuarto voto,
añadido a los tradicionales de pobreza,
obediencia y castidad de las demás órdenes, a
liberar a otros más débiles en la fe, aunque su
vida peligre por ello.
Jesuitas
La Compañía de Jesús (Jesuitas) es una orden religiosa de la
Iglesia Católica, que fue fundada por San Ignacio de Loyola y
existe en el Perú desde 1568.
Durante la Colonia, la Compañía trabajaba, principalmente, en
las célebres Misiones de Maynas -con los jíbaros- al otro lado
del Pongo de Manseriche; en las "reducciones de indios“, y en
la educación de los pueblos
En 1767 (seis años antes de la supresión de la Compañía de
Jesús), el rey Carlos III expulsa a los jesuitas de sus dominios y,
por tanto, deben inmediatamente dejar el Perú; sus haciendas
son repartidas y sus obras expropiadas. Por ejemplo, la
biblioteca del Colegio San Pablo será la base de la Biblioteca
Nacional y el Noviciado se convertirá con el tiempo en la sede
de la Universidad Mayor de San Marcos, la "Casona".
Franciscanos
• Los franciscanos son un grupo de la Iglesia católica fundado
por san Francisco de Asís. En 1209 fundó la Primera Orden,
para frailes, en 1212 la Segunda Orden, para monjas, y hacia
1221 la Tercera Orden, para seglares.
• Los franciscanos llegaron al virreinato de Nueva Granada en
1519, al de Nueva España en 1524 y al del Perú en 1532.
Fundaron nuevos conventos por Centroamérica a partir de
1536.
• En marzo de 1535 los franciscanos Jodoco Ricke, Pedro
Gosseal y Pedro Rodeñas se instalaron en Quito, en el
actual Ecuador. En este lugar, Ricke fue el primero en plantar
cultivos de trigo en América. Al igual que en otros lugares, los
franciscanos realizaron en Quito una labor educativa y
misionera.
• Los primeros conventos franciscanos fundados en Perú
fueron los de Cuzco y Lima en 1534
El Predominio de la Escolástica
La introducción del poder
español en el Perú trajo
consigo el trasplante de
nuevas ideas que, como
consecuencia de las
urgencias prácticas de la
colonización, arraigaron
rápidamente y sirvieron de
base doctrinario a la tarea de
dominación política y
económica. La cultura
hispánica floreció muy
pronto en tierras peruanas.
La hegemonía de la Escolástica,
no estuvieron ausentes de la vida
intelectual de la Colonia otras
manifestaciones del pensamiento
medieval y renacentista, como
el humanismo de Erasmo y Vives.
No menos difusión tuvo otras
corrientes de la mística, tales
como el iluminismo o el
quietismo de Miguel de Molinos,
que aunque en una versión muy
teñida todavía de la mentalidad
medieval. El centro principal de
difusión científica fue la cátedra
de filosofía natural que dictaba
en San Marcos.
A medida que avanzaba el siglo iba aumentando la
oposición a la escolástica, que habría de cobrar
gran puerta con la expulsión de los jesuitas en
1767. La filosofía y la ciencia, que en algún modo
fueron reintegradas a la unidad primera por el
movimiento renovador, reconocieron otros
mentores. Así como Descartes y Gassentes
habían suplantado a Aristóteles y santo tomas,
así fueron remplazados ellos mismos por Locke y
Condillac en el favor de los hombres cultos del
Perú
• El Convictorio de San Carlos, fundado en 1770, vino a
llenar el vado dejado en la enseñanza por la expulsión
de los jesuitas. Dos sacerdotes, el peruano Toribio
Rodríguez.
• Los estudiantes del Convictorio debían estudiar las
corrientes modernas, entre las que figuraban
el racionalismo de Descartes y Leibniz, el empirismo de
Locke y el sensualismo de Condillac. Este tipo de
enseñanza promovía el rechazo de la filosofía
escolástica y los estudios hacia una nueva forma de
eclecticismo muy característico de esta época.
Rodríguez de Mendoza, en su celebre Informe de 1791,
asegura que los estudiantes, de acuerdo con los
estatutos del Convictorio "cultivan una Filosofía libre y
se hallan dispensados de la obligación de adoptar
sistema alguno, y el que hasta hoy es preferido, al
Peripatético.
Conclusiones
• La ideología humanista y la filosofía escolástica
fueron las tendencias predominantes en la etapa
colonial, en los siglos XVI, XVII y primera mitad del
siglo XVIII.
• Las ideas sobre el derecho de España al dominio y
sobre la guerra justa; y el debate en torno a la
naturaleza y capacidad racional de los indios se dio
en concordancia con la ideología humanista
reformista.
• La filosofía escolástica trasladada de España al
Nuevo Mundo se desenvolvió en los centros de
formación religiosa –agustinos, dominicos,
mercedarios, franciscanos y jesuitas– y en las
universidades. Las controversias estuvieron
referidas a las preferencias por los filósofos que
inspiraban a cada orden.
• Las obras dejadas por los maestros de la etapa colonial son valiosas, permanecen
en latín, y no son conocidas por los estudiosos de filosofía. Su traducción daría
mucha luz en el conocimiento de nuestro pasado filosófico y de nuestra cultura
colonial.
• A mediados del siglo XVIII aumenta la oposición a la escolástica, sobre todo por
la difusión de las ideas enciclopedistas y las ideas de la ilustración, lo que
conduciría a la cancelación de la etapa colonial.
• El análisis que hemos realizado de la transculturación filosófica en el Perú ha
abierto una nueva problemática de investigación: ¿Cuáles fueron los efectos
ideológicos y filosóficos que tuvieron lugar en Occidente causados por su
encuentro con el Nuevo Mundo? Es sabido que el encuentro del Nuevo Mundo
con Occidente produjo una renovación en todas las áreas del saber de finales del
siglo XV, ya que la antropología, la epistemología, la ética, el conocimiento social
y político se renovarán en tal medida que inaugurarán una nueva etapa en el
desenvolvimiento de la filosofía moderna.