Anda di halaman 1dari 137

Ambroise-Paul-Toussaint-Jules Valéry

Paul Valéry

me aburriría
demasiado escribir
lo que vivo olvidando
Sète, 30/octubre/1871

París, 20/julio/1945
Sète
Enumerar los hechos de la vida de
Valéry es ignorar a Valéry, es no
aludir siquiera a Paul Valéry. Los
hechos, para él, sólo valen como
estimulantes del pensamiento: el
pensamiento, para él, sólo vale en
cuanto lo podemos observar; la
observación de esa observación
también le interesa...

… Desdeña o desatiende —buen


clásico— los recuerdos de infancia.
Apenas si nos consta que una
mañana, ante el movible mar,
conoció la natural ambición
de ser marinero. (Borges)
• El último simbolista
francés

• el primer post-
simbolista

• un prosodista clásico
magistral

• un defensor del
positivismo lógico

• y un narcisista cerebral
Cursó la carrera de leyes en la
Universidad de Montpellier.

En 1892 se trasladó a París


uniéndose al círculo literario
del poeta simbolista
Stéphane Mallarmé.

Sus primeros poemas,


escritos sobre 1889 y
recopilados en Álbum de
versos antiguos (1921),
reciben las influencias del
simbolismo.
Tras deshacerse de la mayoría de
sus libros, y desde 1894 hasta el
final de su vida, se levantaba todos
los días al amanecer, meditaba
durante varias horas sobre el
método científico, la conciencia y
la naturaleza del lenguaje, y
registraba sus pensamientos y
aforismos en sus cuadernos, que
más tarde se publicarían como los
famosos

Cahiers .
En Introducción al método de
Leonardo da Vinci (1895), Valéry
analiza el método creativo de uno
de los grandes genios universales,
paradigma del Hombre Universal.
El señor Teste (1895),
analiza los procesos
introspectivos de su
protagonista, un hombre
dotado de una mente
prodigiosa, un intelecto
casi incorpóreo que
conoce dos valores, lo
posible y lo imposible

“la invención más extraordinaria de


las letras actuales” (Borges)
De 1897 a 1900, Valéry trabajó
como funcionario en la Oficina
de Guerra.

Desde 1900 y hasta 1922, fue


secretario privado de Edouard
Lebey, director de la asociación
de prensa francesa.

El deber diario principal de


Valéry era leer los principales
eventos de los periódicos y la
Bolsa de París al director, y de
ese modo se convirtió en un
comentarista bien informado
sobre asuntos de actualidad.
No quiso publicar su poesía
hasta 1917, fecha en que
apareció su obra maestra, el
poema alegórico La joven parca.

El poema se centra en el
despertar de la conciencia de la
más joven de las tres antiguas
"Parcas" o "Destinos", que
tradicionalmente simbolizaban
las tres etapas de la vida
humana. Se volvió tan absorto
en los problemas técnicos que
presentaba el poema que tardó
cinco años en completarlo.
Las obras más idiosincrásicas de Valéry son
todas variaciones sobre el tema de la tensión
dentro de la conciencia humana entre el

deseo de
contemplación
y la

voluntad de
acción
• En Leonardo, y repetidamente en sus
Cuadernos, contrasta las potencialidades
infinitas de la mente con las inevitables
imperfecciones de la acción

• En La Jeune Parque muestra a una joven


Parca junto al mar al amanecer, sin saber si
permanecer un sereno inmortal o elegir los
dolores y los placeres de la vida humana
Asistió a las reuniones de
artistas, escritores e intelectuales
de la noche del martes en la casa
de Mallarmé, y en 1900 se casó
con Jeannie Gobillard, una amiga
de la hija de Mallarmé, quienes
tuvieron dos hijos.
En obras como El cementerio
marino (1920) y en los poemas
de Cármenes (1923), realiza un
extraño análisis de la conciencia
que el ser humano tiene de sí
mismo en un estilo
rigurosamente clásico,
combinado con descripciones
sensuales y naturalistas con
técnicas musicales.
¡Álzase el viento!
¡Intentemos vivir!

¡Mi libro abre y cierra el


aire inmenso,

la ola brota del polvo de


las rocas!

¡Todas volad,
enceguecidas páginas!

¡Olas romped, romped de


aguas de júbilo

la mansa bóveda que


hurgan los foques!

(trad. Jorge Guillén)


Le vent se lève! . . .
il faut tenter de vivre!

Jiro Horikoshi
En Eupalinos o el arquitecto
(1923), desarrolla una teoría
sobre la arquitectura como la
forma artística más afín a la
música.

En Miradas al mundo actual


(1933), hace hincapié en las
bases ideológicas de la
política moderna.

1970
Después de la muerte de Lebey en
1922, el antes retirado Valéry se
convirtió en un prominente
personaje público.

Su erudición, cortesía y
deslumbrantes dotes
conversacionales lo convirtieron en
una figura de la sociedad muy
codiciada, y estaba tan a gusto en
compañía de los principales
escritores y científicos
internacionales de la época como
con los generales y jefes de estado.
Valéry se interesó en el
estado de la física y las
matemáticas modernas, y
a través de una extensa
lectura y de conocidos
personales, se familiarizó
con el trabajo de
científicos y matemáticos
como Maurice de Broglie,
Bernhard Riemann,
Michael Faraday, Albert
Einstein y James Clerk
Maxwell.
• Hizo giras de conferencias por toda Europa
y pronunció discursos en varias ocasiones
nacionales.

• Ingresó a la Académie Française en 1925,


y se convirtió en jefe administrativo del
Centre Universitaire Méditerranéen en
Niza en 1933.

• En 1937, se convirtió en profesor de


poesía en el Collège de France, una
cátedra creada especialmente para él.

• A su muerte, él recibió un funeral de


Estado.
Valery y la crisis
de la civilización
contemporánea
Lectura: 2 cartas
• The Athenaeum,
Journal of Literature, Science,
and the Arts

• Publicación semanal en Londres


entre 1828 and 1921.

• Editada por John Middleton


Murry en 1919, con Aldous
Huxley como su asistente.

• Algunos de sus autores:


Katherine Mansfield, T.S. Eliot,
E.M. Forster, Wyndham Lewis,
Paul Valéry, Ezra Pound, y
miembros del grupo de
Bloomsbury (Virginia Woolf).
La Crise de
l'esprit
• Apareció originalmente
en inglés, en dos partes,
en The Athenaeum, el
11 de abril y el 2 de
mayo de 1919

• El texto en francés fue


publicado en ese mismo
año en el número de
Agosto de La Nouvelle
Revue Française
1961
CARTA PRIMERA
11 de abril de 1919
Nosotras, las
civilizaciones,
sabemos ahora que
somos mortales.
La Crise de l'esprit
The crisis of the mind
POLITICA DEL ESPIRITU
Primera Carta
Paul Valéry
La Sociedad de las Naciones fue un
organismo internacional creado por el
Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919.

La SDN tuvo una serie de problemas


desde sus comienzos
1. La negativa del Senado de los EEUU a aprobar el Tratado, que hizo que el
gobierno estadounidense nunca se adhiriera a la SDN, dejando fuera de su
alcance a una potencia mundial de la época.

2. La sistemática exclusión de Alemania y Turquía (parte del Imperio otomano


hasta la contemporánea partición del Imperio otomano), debido a su
condición de países derrotados en la Primera Guerra Mundial, además de
haberse determinado oficialmente la "responsabilidad exclusiva" de
Alemania por el estallido de dicha contienda, por lo cual excluir a Alemania
de la SDN fue decidido como un "castigo" a imponer por los vencedores.

3. También fue excluida por muchos años la Unión Soviética.


Tríptico de la Guerra, Otto Dix (1929 – 1932)
Retablo de Isenheim (Matthias Grünewald, 1512-1516).
Museo Unterlinden en Colmar, Alsacia, Francia.
12 de abril de 1912
El Titanic como síntoma
Zizek observa cómo el impacto
del hundimiento fue inmenso
porque de alguna manera se
esperaba y había sido predicho
en los relatos literarios
populares.
Zizek argumenta que el Zeitgeist
propuso que cierta edad estaba
llegando a su fin y el
hundimiento del Titanic fue
aprovechado como la prueba
simbólica.
GRAN GUERRA
Respuesta intelectual:

Decadencia, declinación,
colapso, catástrofe,
desencanto, degeneración,
crisis, enfermedad,
Desorientación
conceptual Diagnósticos
diversos,
soluciones
diferentes
1918, 1923
Bien sabíamos que toda la
tierra visible está hecha
de cenizas, que la ceniza
significa algo.

Percibíamos, a través del


espesor de la historia, los
fantasmas de inmensos navíos
que estuvieron cargados de
riqueza y de ingenio.
No podíamos contarlos. Esos
naufragios, después de todo,
no eran asunto nuestro.
Y vemos ahora que el abismo
de la historia es suficiente
para el mundo entero.
Sentimos que una civilización
tiene la misma fragilidad que
una vida.

Las circunstancias que


podrían mandar las obras de
Keats y las de Baudelaire a
unirse con las de Menandro no
son ya totalmente inconcebibles:
están en los periódicos.
La candente lección es aun más completa. A
nuestra generación no le ha bastado aprender
por experiencia propia cómo las cosas más
bellas y las más antiguas, las más formidables
y las mejor ordenadas, pueden perecer por

accidente
Las grandes virtudes de
los pueblos alemanes
han engendrado más
males que cuantos vicios
haya podido crear la
ociosidad. Hemos visto
con nuestros propios ojos
el trabajo escrupuloso, la
instrucción más sólida, la
disciplina y la aplicación
más serias, adaptadas a
espantosos designios.
Tantos horrores no hubieran
sido posibles sin tantas
virtudes. Ha sido necesaria,
sin duda, mucha ciencia para
matar tantos hombres, disipar
tantos bienes, aniquilar tantas
ciudades en tan poco tiempo;
pero han sido necesarias no
menos cualidades
morales. Saber y Deber,
¿sois, pues, sospechosos?
Entonces, como en una desesperada defensa de su ser y
de su haber fisiológicos, ha recobrado confusamente
toda su memoria.

Sus grandes hombres y sus grandes libros han subido de


nuevo hasta ella en mezcolanza profusa.

Nunca se ha leído tanto, ni tan apasionadamente, como


durante la guerra: preguntad a los libreros.

Nunca se ha rezado tanto, ni tan profundamente:


preguntad a los sacerdotes. Se ha evocado a todos los
salvadores, fundadores, protectores, mártires, héroes,
padres de patrias,
Y en el mismo desorden mental, al
llamamiento de la misma angustia, la
Europa culta ha experimentado la rápida
reviviscencia de sus innumerables
pensamientos: dogmas, filosofías, ideales
heterogéneos; las trescientas maneras de
explicar el mundo, los mil y un matices del
cristianismo, las docenas de positivismos;
todo el espectro de la luz intelectual ha
ostentado sus colores incompatibles,
iluminando con una extraña lumbre
contradictoria la agonía del alma europea.
Y ahí están los conocidos productos de la
ansiedad, las desordenadas empresas del
cerebro que corre de lo real a la pesadilla y
vuelve de la pesadilla a lo real ...

La crisis militar tal vez ha terminado. La


crisis económica es visible en toda su
fuerza; pero la crisis intelectual,
más sutil, que por su propia naturaleza
toma las apariencias más engañadoras
(puesto que se cumple en el reino mismo
de la disimulación), esa crisis difícilmente
deja captar su verdadero centro, su fase.
Existe la ilusión perdida de una
cultura europea y la
demostración de la impotencia
del conocimiento cuando se
trata de salvar cualquier cosa:
la ciencia, dañada
mortalmente en sus
ambiciones morales y como
deshonrada por la crueldad de
sus aplicaciones; el idealismo…
el realismo desengañado … las
creencias confundidas … los
escépticos mismos…
No tengo tiempo ni
capacidad para definir
el estado
intelectual de
Europa en 1914. …
El asunto es inmenso;
exige conocimientos de
todos los órdenes, una
información infinita.

El profeta y el
historiador yacen en el
mismo saco.
Pero ahora debo sólo recurrir al
recuerdo vago y general de lo
que se pensaba en vísperas de
la guerra, de las investigaciones
que se proseguían, de las obras
que se publicaban.
Así, pues, si hago abstracción
de todo detalle y me limito a la
impresión rápida y
a ese total natural que da una
percepción instantánea, no veo
… Ninguna desigualdad
luminosa subsiste ni
distingue los puntos del
espacio. Esa formidable
energía encerrada acaba
en la invisibilidad, en la
igualdad insensible. Así,
pues, una igualdad de esta
especie no es más que el
desorden en estado
perfecto.
¿Y de qué estaba constituido
el desorden de nuestra
Europa mental? De la libre
coexistencia, en todos los
espíritus cultos, de las ideas
más desemejantes, de los
más opuestos principios de
vida y de conocimiento. Es
eso lo que caracteriza una
época Moderna (… cierto
modo de existencia, no un
mero sinónimo de
contemporáneo).
La Europa de 1914 había llegado tal vez al límite de ese
modernismo. Cada cerebro de cierta categoría era
una encrucijada para todo linaje de opiniones; todo
pensador, una exposición universal de pensamientos.
¿Cuántos materiales,
cuántos trabajos,
cálculos, siglos
saqueados, cuántas
vidas heterogéneas
sumadas han sido
necesarios para que
fuese posible ese
carnaval y se le
entronizara como forma
de la suprema sabiduría
y triunfo de la
humanidad?
Ahora, sobre una inmensa
explanada de Elsinor … el Hamlet
europeo mira millones de
espectros. Pero es un Hamlet
intelectual. Medita sobre la vida
y la muerte de las verdades. Tiene
por fantasmas todos los objetos de
nuestras controversias; tiene por
remordimientos todos los títulos de
nuestra gloria; está agobiado bajo
el peso de los descubrimientos, de
los conocimientos, incapaz de
desentenderse de esa actividad
ilimitada.
(Hamlet) Piensa en el hastío de reanudar el pasado,
en la locura de querer innovar de continuo. Se tambalea
entre los abismos, porque dos peligros no cesan de
amenazar al mundo: el orden y el desorden.
Tomo un cráneo, es un
cráneo ilustre. —¿De
quién era??— Éste
fue Leonardo . . .
Y este otro cráneo es el
de Leibniz, que soñó
con la paz universal. Y
éste fue Kant, Kant
qui genuit Hegel,
quit genuit Marx, qui
genuit. ..
Hamlet no sabe bien qué
hacer con todos esos
cráneos. ¿Y si los
abandona?... ¿Va a dejar de
ser él mismo? Su espíritu
atrozmente lúcido contempla
el tránsito de la guerra a la
paz … más oscuro que el
tránsito de la paz a la guerra.
“¿Y yo, se dice, yo, el
intelectual europeo,
en qué voy o
convertirme?. . .
La WW1, con su herencia
de desilusiones y
cuestionamientos
espirituales, despoja a
Hamlet de su aura mítica.

Valéry todavía ve al
príncipe danés como el
intelectual arquetípico,
pero solo para afirmar que
no tiene futuro en un
mundo ahora dominado
por valores materialistas.
De manera similar,
Max Jacob
explica, en su Art Poétique
de 1922, que la guerra ha
deshamletizado
la poesía de la vanguardia.
¿Y qué es la paz? La paz es, acaso, el estado de cosas
en que la hostilidad natural de los hombres se
manifiesta en creaciones, en lugar de traducirse por
destrucciones como ocurre en la guerra. Es el
momento de una concurrencia creadora, y de la lucha
de las producciones.
Pero yo ¿no estoy fatigado de
producir? ¿No he agotado el deseo
de las tentativas extremas y no he
abusado de las mezclas sapientes? ¿Es
preciso dejar a un lado mis deberes
difíciles y mis ambiciones
trascendentes? ¿Debo seguir el
impulso y proceder como Polonio,
que dirige ahora un gran periódico?
¿Cómo Laertes, que trabaja en la
aviación? ¿Cómo Rosenerantz, que se
ocupa en no sé qué cosas bajo nombre
ruso?
¡Adiós fantasmas! El mundo no
tiene ya necesidad de ti. Ni de
mí. El mundo, que bautiza con
el nombre de progreso su
tendencia a una precisión fatal,
trata de unir los beneficios de la
vida las ventajas de la muerte.
Cierta confusión reina todavía,
pero esperemos un poco y todo
se aclarará; veremos por fin
aparecer el milagro
de una sociedad animal, un
perfecto y definitivo
hormiguero.
Bertrand Russell
declaró en 1923 que el
hecho más importante
del día era “no la lucha
entre el capitalismo y el
socialismo, sino la lucha
entre la civilización
industrial y la
humanidad".
CARTA SEGUNDA
2 de mayo de 1919
… la paz es el tipo de
guerra que permite los actos
de amor y creación en su
curso; es, entonces, un
proceso más complejo y
oscuro que la propia guerra,
así como la vida es más
oscura y más profunda que la
muerte. Pero el origen y las
primeras etapas de la paz son
más oscuros que la paz
misma…
Un primer pensamiento amanece. La
idea de la cultura, de la inteligencia,
de las grandes obras, tiene para
nosotros una conexión muy antigua
con la idea de Europa, tan antigua que
rara vez retrocedemos tan lejos.
Otras partes del mundo han tenido
admirables civilizaciones, poetas de
primer orden, constructores e incluso
científicos. Pero ninguna parte del
mundo ha poseído esta propiedad
física singular: el poder más intenso
de la radiación combinado con un
poder igualmente intenso de
asimilación.
¿Puede Europa mantener su preeminencia en todos
los campos?

¿Se convertirá Europa en lo que es en realidad, es


decir, un pequeño promontorio en el continente de
Asia?

¿O seguirá siendo lo que parece, es decir, la


porción elegida del globo terráqueo, la perla de
la esfera, el cerebro de un vasto cuerpo?
A pesar de su limitada
extensión -y aunque la
riqueza de su tierra no está
fuera de lo normal- EUROPA
domina la imagen. ¿Por qué
milagro? Ciertamente, el
milagro debe estar en la alta
calidad de su
población. Esa calidad
debe compensar la menor
cantidad de hombres, de
millas cuadradas, de
toneladas de mineral hallado
en Europa.
… una sed inquietante,
una curiosidad ardiente y
desinteresada, una feliz
mezcla de imaginación y
rigor lógico, cierto
escepticismo no
pesimista, un no
resignado misticismo ...
son las características más
específicamente activas
de la psique europea
He afirmado que el
desequilibrio mantenido
durante tanto tiempo a favor
de Europa fue, por su propia
reacción, obligado a cambiar
por grados en un
desequilibrio en la dirección
opuesta. Esto es lo que
denominé con el ambicioso
nombre de teorema básico.
¿Cómo se prueba esta proposición?
… una vez nacida, una vez
probada por sus aplicaciones
prácticas, nuestra ciencia
se convirtió en un medio de
poder, de dominación física,
un creador de riqueza
material, un aparato para
explotar los recursos de todo
el planeta, dejando de ser un
"fin en sí mismo“ y una
actividad artística.
El conocimiento, que era un valor para el consumidor, se
convirtió en un valor de cambio. La utilidad del
conocimiento hizo del conocimiento una mercancía, ya no
deseada por unos pocos aficionados distinguidos, sino por
todos.
Resultado: la desigualdad
que alguna vez existió entre
las regiones del mundo en
lo que respecta a las artes
mecánicas, las ciencias
aplicadas, los instrumentos
científicos de la guerra o la
paz -una desigualdad en la
que se basaba el
predominio de Europa- ha
tendido a desaparecer
gradualmente.
Este nuevo fenómeno,
además, puede
conectarse con otro
que se encuentra en
todas las naciones: me
refiero a la difusión
de la cultura, y su
adquisición por
categorías cada vez
más grandes de
individuos.
… ¿decadencia?
….genios!!!
Estas imágenes
paradójicas
proporcionan la noción
más simple y práctica
del papel jugado en el
mundo por lo que,
durante cinco o diez mil
años, se ha llamado
Mente (espíritu).
¿Pero puede la Mente Europea,
o al menos su contenido más
preciado, ser totalmente
difundida? ¿Deben tomarse
como decisiones absolutas del
destino fenómenos tales como
la democracia, la explotación
del globo y la difusión general
de la tecnología, todo lo cual
presagia un deminutio capitis
para Europa? ¿O tenemos algo
de libertad frente a esta
amenazadora conspiración de
las cosas?
Tal vez al buscar esa
libertad podamos crearla.
Pero para buscarla,
debemos por un tiempo
dejar de considerar a los
grupos, y estudiar al
individuo pensante en su
lucha por una vida
personal en contra de su
vida en la sociedad.
LA POLÍTICA DEL
ESPÍRITU, NUESTRO
SOBERANO BIEN
16 de noviembre de 1932
… el desorden
en el que vivimos,
el caos…

¿cómo
representarlo?

Vivimos en él… y • Incertidumbre (el pasado ya


no sirve para la prognosis)
nos conduce a ??? • Un escenario indeseable
A pesar de nuestras ideas y
poderes sobre la materia, el
espacio y el tiempo
¿Quién puede
profetizar?
POLÍTICA DEL ESPÍRITU
Pensamiento del espíritu sobre sí mismo, sus
condiciones de existencia (y de su crecimiento),
los peligros que amenazan a sus virtudes, sus
fuerzas y sus bienes: su libertad, su desarrollo,
su profundidad.
De 1919 a la fecha (1932) se ha
intensificado la crisis del espíritu…

Con esta palabra "mente"


(espíritu) no me refiero en
absoluto a una entidad
metafísica; quiero decir
simplemente un
poder de
transformación…
Play It Again, Sam (1972)
Coexistencia en
un solo espíritu (o
familias, etc.) de
fe y ateísmo,
diversas opiniones
en tiempos
diferentes,
anarquía en los
sentimientos…
… una de las más extraordinarias
invenciones de la humanidad PASADO
(separación del instante):
FUTURO

+ separación de sí mismo:
ESPÍRITU DEL ESPÍRITU
El hombre especula, prevé, hace
proyectos y teorías, i.e., el uso de lo
posible

Vida, espíritu y repetición


(ley, matemática)

• Introducir en el sistema viviente un


elemento de inminencia, de
inestabilidad, inminencia siempre
próxima
• Sentidos: cambio, novedad
INCONFORMISMO, DESIGUALDAD),
adaptación…
HOMBRE
Ciudadano Biología
Elector Química
Elegible Psiquiatría
Contribuyente …
Justiciable

Responsabilidad????
Toda estructura social está fundada sobre dos
propiedades psicológicas: la creencia o la confianza.

El mundo social, el jurídico, el político, el económico,


son esencialmente mundos míticos, y reciben de
nosotros su existencia; su fuerza es tanto más
poderosa cuanto más ignoramos que proceden de
nosotros, de nuestro espíritu.

Juramentos, créditos, contratos, firmas,


proyectos… cosas del espíritu!!
Esta mítica permite una desigualdad en los
trueques:

• Palabras o escrituras / mercancías


• Tienes / tú lo tendrás
• Lo presente y lo cierto / lo futuro y lo incierto
• Confianza / obediencia
• Entusiasmo / renunciamiento y sacrificio
• Sentimiento / acción
• Lo presente, lo sensible, lo ponderable, lo real
/ ventajas imaginadas

El poder = valor espiritual


Experimento mental:
desaparición del papel en el
mundo (frágil soporte)…

Apreciar la fragilidad del mundo


organizado y la espiritualidad del
mundo social.

Derrumbe, debilitamiento del


soporte del soporte: la creencia
Hay una crisis general de
loas concepciones
fundamentales, de los
valores, en los órdenes
político, económico,
moral…, en las relaciones
humanas, en las ciencias,
en la diplomacia… incluso
en la libertad… y en el
amor??
Disminución, obnubilación
general de la sensibilidad

El hombre moderno soporta estas


incoherencias, vive en un
desorden mental.
El trabajo mental (Cf. cognitariado) se facilita (i.e., se
reduce o elimina) mediante métodos de simbolización
y de grafía cada vez más rápidos.
Resultado: un menor
o nulo esfuerzo para
el trabajo
intelectual, y “la
mala moneda
expulsa a la buena”
Otros peligros:
• las
supersticiones…

• “juguetes”
tecnológicos… a
las que debemos
prestar obediencia

• Futileza vs.
Inquietud

• Hemos perdido el
ocio para madurar
(durar)
¿Conclusión? ¿Pronóstico?
International Institute for
Intellectual Cooperation
Sociedad de las Naciones
Liga de las Naciones
Creada por el Tratado de
Versalles, el 28 de junio de 1919
El 2 de septiembre de 1921, después de que se aprobara
una resolución de la Liga de las Naciones sobre el tema,
se designó la Comisión Internacional para la
Cooperación Intelectual (CICI).
La nueva organización, al
frente de H. Bergson,
fue respaldada por
hombres y mujeres
famosos de diversos
países y disciplinas
académicas de Europa
que se convirtieron en
sus primeros miembros.
• En 1926 se fundó el Instituto
Internacional de Cooperación
Intelectual (IICI) en París ($), para
preparar las reuniones de la CICI
y para implementar sus
decisiones.

• Esto en realidad se convirtió en el


órgano ejecutivo de la comisión
o, como lo llamó el Ministro de
Educación Pública francés en una
carta a Henri Bergson, el
presidente de la comisión: el
'instrumento de acción' de la
Comisión.
La CICI debía cumplir con tres propósitos a nivel
internacional:

1) mejorar las condiciones materiales de los trabajadores


intelectuales

2) fomentar las relaciones internacionales y los contactos


entre profesores, artistas, científicos, autores y
miembros de otras profesiones intelectuales

3) reforzar la influencia de la Sociedad para la paz, en la


inteligencia de que “Los trabajadores intelectuales, y
muy especialmente los profesores en las escuelas y
universidades, constituían, desde el punto de vista de la
política internacional, una extensa reserva casi sin
explorar”
Objetivos del IICI (París):

• Creación del derecho de propiedad intelectual


• Organización internacional de la bibliografía y de la
información científica
• Intercambio internacional de publicaciones
• Unificación de la nomenclatura en las materias
científicas
• Adopción de medidas internacionales para facilitar
la circulación de libros e impresos
• Adopción para todas las naciones de medidas
propicias para el intercambio de profesores y de
estudiantes, así como por la equivalencia de
diplomas y de escolaridad
• Desarrollo de la enseñanza de materias
En 1932, con la
ayuda de la
Comisión
Permanente de
Letras y Artes de la
Liga de las
Naciones, el IICI
comenzó a
organizar
conferencias
intelectuales
('entretiens').
‘la Société
des
Nations
suppose la
Société des
Esprits’
Conferencias IICI/CICI

1. 1932 Frankfurt: Alemania


2. 1933 Madrid: España
3.1933 París: Francia
4. 1934 Venecia: Italia
5. 1935 Niza: Francia
6. 1936 Budapest: Hungría
7. 1937 París: Francia
Frankfurt (1932): puede considerarse
como una especie de prueba: ¿hasta qué
punto podrían estos intelectuales ser vistos
como una comunidad verdaderamente
unida, una "Sociedad de las mentes"?
Paul Valéry

Salvador de Madariaga

Gilbert Murray

Thomas Mann

Karel Kapek
Madrid (mayo de 1933):
moderadas por Madame Curie-
Sklodowska, las discusiones
continuaron con el tema "El
futuro de la cultura".

Paul Valéry
Paul Langevin
Jules Romains
Salvador de
Madariaga
Manuel Garcia
Morente
Miguel de Unamuno
J.B.S. Haldane"
G. Estrada (México)
• El discurso de apertura del
filósofo español Manuel
García Morente, describió
explícitamente los peligros
que amenazan la cultura
europea.

• Dijo que su futuro era 'une


question de vie ou de
mort'.

• Occidente no iba a morir,


como predijo Oswald
Spengler, pero que, sin
embargo, estaba sufriendo
una profunda crisis.
• Los síntomas de esta crisis
fueron una pérdida de
conocimiento universal y
un declive de la civilización
entre las masas.

• Con respecto al
nacionalismo y el
universalismo, Morente era
partidario de la idea de que
ambos eran relevantes y,
como ciudadano español,
tenía a Don Quijote como
referencia.
• Salvador de Madariaga
argumentó que la cultura no
era algo de los sentimientos
sino principalmente racional
y debería estar basada en la
ciencia.

• Apoyó la idea, presentada


por el biólogo británico J.B.S.
Haldane, de una 'cultura
sindical', una asociación de
universidades y científicos
para promover la cultura
occidental.
• Valéry concluyó la conferencia con
algunas palabras finales. Comparó la
conferencia con un conjunto de
valientes pero confusos Don Quijotes
(del espíritu).

• Valéry también se refirió a sus propias


palabras, que una sociedad de
naciones suponía una sociedad de
mentes y que lo que más necesitaba el
mundo era un 'politique de l'esprit'.

• "Una élite intelectual de escritores y


académicos fuera de la 'política oficial'
tiene que allanar el camino hacia el
futuro de Europa".
Paris (1933): ‘L’avenir de l’Europe’
• Los intelectuales europeos debían luchar
por 'valores absolutos' y no simplemente
esperar y ver lo que el futuro pudiese
traer.

• Europa todavía estaba en gran peligro. Sin


embargo, al final de su discurso Valéry
dijo que los intelectuales tenían que
estudiar y pensar más profundamente
sobre el futuro de Europa. Esto era parte
de la política de la mente.
El pesimismo y el optimismo
parecían ir de la mano de
Valéry.
Consideraba que los
intelectuales tenían el poder
de cambiar las cosas, de
transformar el mundo que los
rodeaba.

Pero incluso ellos a veces eran


infectados por el
nacionalismo.
• Aldous Huxley: Las invenciones tecnológicas han
hecho posible la producción, a muy bajo costo,
de miles de libros de mala calidad.
1932
• Ahora la vulgaridad
plantea el mayor
problema para la
Europa moderna, la
propagación de
mala literatura
(novelas de
detectives) y mala
música (jazz).

• La única forma de
salvar a Europa es a
través de las bellas
artes.
• Hermann von Keyserling era de la
opinión de que se acercaba una
nueva era, una época
caracterizada por un esprit
planétaire universal.

• El europeísmo ya existía, como


resultado de un animado
intercambio intelectual entre las
élites de los países europeos.
La élite europea no debería darle la espalda a la
sociedad sino, en lugar de eso, simplemente
unirse a ella. En esa era de cultura de masas,
dominada por fuerzas no intelectuales, los
intelectuales eran más necesarios que nunca.
6 de abril de 1922, CICI, París

(MLN, 2006) (2016)


La especialización cada vez
más profunda, obligada por
las necesidades sociales, ha
vuelto a la mayoría de los
hombres de ciencia y, en
general, de los trabajadores
intelectuales, bastante
limitados en su acción y aún
desinteresados, muchas veces,
de lo que acontece en campos
vecinos del terreno que
cultivan. COMISIÓN
MEXICANA DE COOPERACIÓN
INTELECTUAL, 1938
El IICI, como clara muestra de su
independencia, no excluía a los países
que no eran miembros de la Sociedad
de las Naciones.

México, que no fue parte de la SN sino


hasta 1931, mostró un gran interés por
la nueva institución de carácter
intelectual establecida en París.

México ingresó a la CICI en 1926,


gracias a la gestoría de Alfonso Reyes.
México pudo integrarse
tempranamente a los trabajos
del IICI de París, no obstante
el disgusto de los gobiernos
posrevolucionarios derivado
de su no-pertenencia a la
Sociedad de Naciones, a la
cual ingresó hasta el 9 de
septiembre de 1931.
México tendría una tribuna
excelente para dar a conocer los
esfuerzos que hacía en pro de las
Ciencias, de las Letras y de las
Artes nacionales, y para demostrar
el interés por el acercamiento
internacional de las naciones.

La SEP, a través del Depto. De


Bellas Artes, fue la principal
responsable de la membresía
mexicana en el IICI, y nombró a
Alfonso Reyes delegado
permanente de México en el
mismo el 31 de diciembre de 1926.
• Reyes mantuvo encuentros
amistosos con Julien Luchaire,
sucesor de Bergson en la
dirección del IICI, y también con
Henri Focillón, historiador y
crítico de arte francés, y con Paul
Valery.

• Desde el año de 1927 hasta julio


de 1939, México colaboró
ininterrumpidamente con el IICI.
Balance de la actuación de México en el plano de la
cooperación intelectual

A finales de 1938, Luis Sánchez Pontón y Alfonso Reyes


hicieron un balance satisfactorio de la participación de
México en el IICI.

Se detectó, sin embargo, una dificultad natural en el


medio científico-intelectual mexicano, concerniente a
la actitud para realizar obras de cooperación intelectual
(p.ej., en el ámbito científico).
La solución a este problema, como
Sánchez Pontón y Reyes hacían ver,
estaba en el "jardín de niños".

El sistema educativo mexicano tendría


que adoptar nuevos modelos de
enseñanza desde el nivel básico. Les
parecía que el sesgo socialista del
sistema educativo mexicano servía de Abogado y político mexicano,
poco: "la creación de hábitos de que ocupó los cargos se
diputado, senador, Gobernador
cooperación exige una nueva disciplina, de Puebla y Secretario de
Educación Pública durante el
una nueva técnica de la enseñanza y una gobierno de Manuel Ávila
Camacho (1940-41).
nueva relación entre la escuela como un
todo y el medio que la rodea".
La comisión mexicana estaba
convencida de que gracias a los
esfuerzos mundiales emprendidos en
el plano de cooperación intelectual
los trabajadores intelectuales
empezaban a darse cuenta de que su
condición era esencialmente idéntica
a la de la clase obrera.
La mejoría de los trabajadores
intelectuales en el terreno
político residía en la "acción
coordinada de los pueblos".
Por separado, intelectuales y
obreros podrían hacer muy
poco "en esta lucha por la paz
y por el mejoramiento de las
condiciones de vida". Por
tanto, Sánchez Pontón y Reyes
subrayaban la impostergable
"realización de un programa
común".
Alfonso Reyes y su empresa
para para contrarrestar los
terribles efectos de la Guerra
Civil española: el asilo
científico español, la casa de
España en México (Colmex)…
Preguntas
1. ¿Cuál es el “ahora” contemporáneo? ¿Está
en crisis la civilización?

2. ¿Qué importancia tiene lo “espiritual” en la


sociedad contemporánea?

3. ¿Acceso libre vs. mercantilización del


conocimiento?

4. México y la cooperación intelectual


internacional.