Anda di halaman 1dari 11

Vida cotidiana e integración de

la mujer a la vida pública.


I N T EGRANTES: VA L E RIA FAÚ N DEZ, BÁ R BA R A L A R A E I G N ACIO TA P I A
C URSO : 3 ME DIO E
P RO F ESO RA : MA R Í A E L E N A BA R RO S
INTRODUCCIÓN
En esta presentación se dará a conocer la importancia del rol de la mujer y sus hechos en la sociedad
chilena durante la primera mitad del siglo XX. Además se abordarán temas como la lucha por la
integración del género a la sociedad, también el esfuerzo y la organización de las mujeres por conseguir
mejores condiciones de vida, lograr sus ideales en distintos ámbitos como por ejemplo; el trabajo, la
vida cotidiana y la política.
Uno de los mandatarios que tuvo una relación más directa con la integración de las mujeres a la
sociedad fue el Ex Presidente Gabriel González Videla, con el cual se aprobó el voto femenino en todas
las elecciones del país.
Hasta el día de doy las mujeres siguen luchando por la integración completa a la sociedad y la igualdad
de derechos, oportunidades y trato social. Esta lucha se lleva a cabo tanto en Chile, como en el resto del
mundo.
ANTECEDENTES
Durante la primera mitad del siglo XX el rol de la mujer en la sociedad no estaba integrado, por lo que su incorporación a los
distintos ámbitos de la vida cotidiana fue lenta. Esto se debe a que no se le consideraba a la mujer como un igual y tenía un
rol específico y muy inculcado, que debía seguirse a toda costa o podría ser mal visto. Se puede afirmar que la participación
femenina en la primera mitad del siglo XX fue mínima. Durante este periodo -finales del siglo XIX y principios del siglo XX- la
mujer sufre más cambios que nunca, debido a que dejó las labores del hogar y se dedicó a desarrollarse como persona en
diferentes ámbitos, tales como: Política, Arte, Ciencias y Educación. Este último, alcanzó un sorprendente desarrollo durante
esos años. Con el tiempo y de a poco se comenzó a formar el debate y la lucha de las mujeres por conseguir una integración
completa a la sociedad. En Chile, la presencia de la mujer en la vida pública se comenzó a hacer visible cuando se aprobaron
leyes como:

- Aprobación del voto femenino en las elecciones municipales, (1936) bajo el mandato del presidente Arturo Alessandri.
- Ley Nº 5.357, la cual había sido aprobada en 1934, indicaba el derecho de la mujer a elegir y ser elegida para las
elecciones municipales, siempre y cuando, la votante chilena supiera leer y escribir.
- Se promulga la ley de permiso y libertad del sufragio femenino para elegir parlamentarios y Presidente de la República,
(1949) esto bajo la presidencia de Gabriel González Videla.
Vida cotidiana de la mujer
La agudeza en las observaciones, la sutileza de ingenio y la gracia, eran otras de las características más relevantes
de la mujer de la época; y suplían la falta de educación en las jóvenes de principios del siglo XIX.
Las jóvenes eran poco aficionadas a la lectura, en cambio el cultivo de la música era algo digno de destacar,
considerando los medios de los cuales se valían para el aprendizaje: La madre enseñaba a su hija mayor el
clavicordio o la guitarra, y esta, a su vez lo enseñaba a sus hermanas menores. Las labores de mano completaban
su formación. La joven era educada para el matrimonio, ser una digna esposa, cumplida dueña de casa y cuidar de
la educación de sus hijos; esta era su futura misión, no necesitaba de mayores conocimientos según el criterio de la
época, al contraer matrimonio, quedaba bajo la potestad del marido y si trabajaba no tenía derecho a disponer de
su salario. La mujer estaba relegada a un discreto segundo plano.
La mujer y la educación
Desde el siglo XIX, la educación para la mujer, sólo alcanzaba el nivel primario y secundario, ya que para la
superior, la mujer se encontró con muchas resistencias, debido a que el rol que se tenía era principalmente
de labores domésticas, Incluso al iniciarse el siglo XX eran pocas mujeres las que estudiaban y que llegaban a
la universidad, y muchas menos las que se titulaban. En el transcurso de la primera mitad del siglo XX la
cantidad de mujeres que estudiaban en primaria y secundaria aumentó considerablemente, incluyendo a
los establecimientos técnico-profesionales. Las mujeres podían llegar solo a ser docentes, más adelante en
1877 se promueve el decreto que permitía a las mujeres tomar estudios universitarios.
Mujeres y Política
Fue en el siglo XX que la idea de que los hombres y mujeres debían disfrutar de iguales derechos adquirió
mayor popularidad y alcance en nuestro país. En 1931 el movimiento femenino consigue el derecho a voto
en las elecciones municipales, luego de lo cual Elena Caffarena junto a Olga Poblete fundaron en 1935 el
MEMCH (Movimiento Pro Emancipación de las Mujeres en Chile), que fue el primer grupo que
políticamente buscó reivindicaciones para las mujeres, siendo una figura clave para el logro del sufragio
femenino pleno en 1949. Así comienza su participación política más activa, llegando en 1951 Inés Henríquez
a ser la primera diputada y, en 1953, María de la Cruz, líder del Partido Femenino Chileno, la primera
senadora.
Vida laboral femenina
Pese a la integración legal, faltaba aún la real. La mujer laboraba en actividades a trato, sin protección legal, inestables,
mal pagados. Era necesario que nuevas circunstancias permitieran el pleno ingreso de la mujer al mundo del trabajo
profesional. El progreso llega a través de los liceos de niñas, que fueron inaugurados paulatinamente a través del siglo
XX, los cuales dieron graduadas que ingresan a la universidad. Pero luego la maternidad se convertía en un freno. En
1967 con la política de control de natalidad del Presidente Eduardo Frei Montalva, que incluyó la introducción de la
píldora anticonceptiva, fue posible que la mujer controlase por sí misma el número y momento de tener hijos. Esto le
permite progresar en su actividad profesional, llegando a ocupar cargos de gerencia. Pero no es una integración
completa, la mitad de las mujeres chilenas en el año 2014 todavía no trabajan fuera del hogar. La mayoría de estas
mujeres son de hace tres o cuatro generaciones. El cambio cultural ya se hizo, por lo tanto las nuevas generaciones
sienten la obligación de estudiar, ya impensable que una niña diga en la casa “voy a casarme, seré dueña de casa, me
mantendrá mi marido”.
MUJERES DESTACADAS DE LA ÉPOCA
Los grandes esfuerzos y coraje de algunas mujeres de la época, contribuyeron para que la mujer llegase a ser lo que
es en la actualidad y dejase de ser la marginada social de antaño.

• ERNESTINA PÉREZ:
fue médico
y activista feminista chilena conocida
por ser una de las primeras mujeres
estudiantes de medicina de
la Universidad de Chile y la segunda
médico de América Latina.
• ELOÍSA DÍAZ:
Fue la primera mujer estudiante de medicina de la
Universidad de Chile y fue la primera mujer médico
de Chile y América del Sur.
MUJERES DESTACADAS DE LA ÉPOCA

• GABRIELA MISTRAL: • ELENA CAFFARENA


Poeta, diplomática y pedagoga chilena. Una de las Abogada, jurista y política que luchó por la clase obrera y
principales figuras de la poesía y literatura la emancipación femenina en Chile.​
chilena y latinoamericana, fue premiada con el Nobel​ de
Literatura en 1945.
Aporte a la sociedad Chilena
El aporte realizado por mujeres y también hombres que han sido partícipes de esta lucha es de gran
importancia, ya que si no hubiera sido por la sed de igualdad que tenían, hoy la sociedad chilena sería
bastante distinta. Se lograron muchas cosas, importantísimas y que gracias a ellas el día de hoy somos
quienes somos y tenemos lo que tenemos, las mujeres cada vez más se van acercando a conseguir una
igualdad completa en comparación al hombre. Se puede decir que gracias a esta lucha la sociedad y
pueblo chileno ha evolucionado, ha avanzado y hasta el día de hoy se sigue y se seguirá luchando para
conseguir igualdad en todos los ámbitos entre ambos géneros.
ACTUALIDAD
Estamos en pleno siglo XXI, una época en donde la sociedad en sí ha evolucionado y avanzado en el ámbito
social, se ha conseguido gracias a las luchas igualar las condiciones para todas las personas que en el siglo
XX no poseían los mismos privilegios que ahora, por ejemplo, ahora las mujeres están a pocos pasos de
conseguir su inserción total a la sociedad y su trato igualitario en cuanto a los hombres, aún existen
diferencias e injusticias pero con el tiempo se irán eliminando una a una. Hoy las mujeres chilenas pueden
gozar de una educación gratuita y de calidad, de decidir si ser o no madre, de trabajar libremente y
obtener remuneración, de asistir a las universidades, de exigir el divorcio, entre muchísimas cosas que
antes no poseían, que no se les consideraba dignas o lo suficientemente capaces para otorgar tales
privilegios, personalmente, creemos que el movimiento feminista y la sociedad chilena pueden llegar a
realizar grandes y significativos cambios en el ámbito de la inserción de la mujer a la sociedad, hoy las
mujeres pueden salir a manifestarse por sus inquietudes, pueden vivir su vida más plenamente y no solo
depender del marido o el padre, tampoco solo a aspirar a ser dueña de casa o una buena esposa. Hoy la
mujer decide.