Anda di halaman 1dari 4

EL SUELO Y LOS PROBLEMAS AMBIENTALES

EL SUELO COMO SISTEMA MULTIFUNCIONAL


La multifuncionalidad del suelo esta dada o es expresada por las diferentes morfologías
que presenta, como resultado de su génesis, esta a su vez, depende de los factores y
procesos de la pedogénesis, donde el material de origen, el clima, la vegetación, el
tiempo cronológico y el hombre interactúan con distinta intensidad o grado de
importancia. Fundamental, como elemento regulador de los factores mencionados, se
encuentra la topografía.
Dentro de la morfología del suelo, aquellos aspectos relevantes para la fertilidad son:
tipos de horizontes y su espesor, textura, estructura, consistencia, pedregosidad,
drenaje interno, contenido de materia orgánica y color

CONSIDERACIONES PARA ESTUDIOS DE CONTAMINACION


ACTIVIDADES CONTAMINANTES
Todas las actividades que sustentan el desarrollo económico de la sociedad, desde las
actividades industriales a las explotaciones mineras pasando por la agricultura o el vertido
de residuos, conllevan la liberación de elementos no deseados que modifican las
propiedades físicas, químicas o biológicas naturales de los suelos.

Actividad agrícola : El suelo es el elemento fundamental que, mediante su función filtrante,


transporta las substancias químicas (productos fitosanitarios o fertilizantes) o simplemente
efecto de la contaminación por deposición atmosférica o hídrica, a otros medios. Estos
productos son generalmente aplicados sobre el suelo o directamente sobre los cultivos que
los transforman y se pueden transmitir a las aguas superficiales, subterráneas o a la
atmósfera y, desde ellos, a los seres vivos.

Las actividades mineras, siempre que se produzcan con una cierta intensidad, provocan
fuertes impactos ambientales. Aunque son un agente importante de transformación
socioeconómica también provocan una fuerte transformación en los ecosistemas. Sus
efectos varían con el tipo de explotación, de yacimiento, de entorno, etc.
Los transportes juegan un papel esencial en la economía de todos los países. La
incidencia sobre el medio ambiente depende del tipo de transporte y de las actividades de
transporte.
Aunque los principales efectos repercuten sobre la atmósfera los suelos también se ven
afectados por los residuos generados por los transportes. La contaminación de los suelos
se debe generalmente a la lixiviación de residuos (hidrocarburos y aceites).

La contribución de cada sector industrial a la contaminación es muy variable. La industria


química es la principal fuente de contaminantes orgánicos. La amplia variedad de este
sector (petroquímica, farmacia, pinturas, productos químicas, cosmética, electroquímica,
etc.) produce grandes cantidades de sustancias, muchas de ellas nocivas, que precisan
tratamientos específicos de depuración, antes de ser vertidas o depositadas en
contenedores especiales para su eliminación final.
Los vertidos contienen grandes cantidades de detergentes, aceites, productos de
limpieza, desinfectantes, etc., procedentes de las habituales operaciones domésticas
de la población. A éstos hay que añadir los residuos de las instalaciones industriales
conectadas a las redes de saneamiento municipales (talleres, lavanderías, tintorerías,
etc.).