Anda di halaman 1dari 19

CICLO

BIOGEOQUIMICO
DEL CARBONO
Ábrego Cárdenas Ana Karen
Esteban Chávez Irwing Ernesto
Madrigal Melgoza Jonathan
Malvais Trejo Julio Alberto
Nájera Huerta María Fernanda
Carbono en los océanos
■ Los océanos
contienen
alrededor de 36000
gigatoneladas de
carbono, sobre
todo en forma de
ion bicarbonato.
Esto corresponde
al 0.05% del
carbono total de la
Tierra.
■ El carbono inorgánico,
sin enlaces carbono-
carbono ni carbono-
hidrógeno, es
importante en sus
reacciones dentro del
agua. Este intercambio
de carbono resulta de
importancia para el
control del pH en el
océano y también
puede actuar como
fuente, o bien
hundirse. El carbono se
intercambia
fácilmente entre la
atmósfera y el
océano.
■ En regiones de flujo
ascendente oceánico,
el carbono se libera a la
atmósfera. Y a la
inversa, las regiones de
flujo descendente
transfieren el carbono
(CO2) de la atmósfera al
océano. Cuando el CO2
entra en el océano, se
forma ácido carbónico:
CO2 + H2O ⇌ H2CO3.
Esta reacción puede ser
en ambos sentidos, es
decir, logra un
equilibrio químico.
■ Otra reacción importante en el control de los niveles de pH oceánicos es la
liberación de iones hidrógeno y bicarbonato. Esta reacción controla los
grandes cambios de pH:

H2CO3 ⇌ H+ + HCO3−

En los océanos, el bicarbonato puede combinarse con el calcio para formar


piedra caliza (carbonato de calcio, CaCO3, con sílice), que precipita al suelo
del océano. La piedra caliza es el reservorio más grande de carbono en el ciclo
del carbono. El calcio viene de la erosión de rocas de silicato cálcico, que
hace que el silicio de las rocas se combine con el oxígeno para formar arena o
cuarzo (dióxido de silicio), dejando iones de calcio disponibles para formar
piedra caliza
Carbono en la biosfera.
Alrededor de 1900 giga
toneladas de carbono
están presentes en la
biosfera
El carbono desempeña
un papel importante
en la estructura,
bioquímica y nutrición
de todas las células
vivas.
Los autótrofos son organismos que producen sus
propios compuestos orgánicos usando el dióxido de
carbono del aire o el agua en la cual viven. Para hacer
esto necesitan una fuente externa de energía. Casi
todos los autótrofos usan la radiación solar como
fuente energía, y su proceso de producción se llama
fotosíntesis.
Un pequeño número de
autótrofos explota fuentes de
energía químicas en un
proceso llamado quimio
síntesis. Los autótrofos más
importantes para el ciclo del
carbono son los árboles de los
bosques y el fitoplancton de
los océanos. La fotosíntesis
sigue la reacción:
6CO2 + 6H2O → C6H12O6 + 6O2
El carbono se transfiere
dentro de la biosfera cuando
los heterótrofos se alimentan
de otros organismos o de sus
partes por ejemplo frutas.
La mayor parte del carbono
deja la biosfera mediante
la respiración. Cuando el
oxígeno está presente, se
produce la respiración aeróbica,
que libera el dióxido de carbono
en el aire circundante o el
agua, siguiendo la reacción:
C6H12O6 + 6O2 → 6CO2 + 6H2O.
Por otra parte, en ausencia de
oxígeno, la respiración
anaerobia libera metano en el
ambiente circundante, que
finalmente sigue su camino
hacia la atmósfera o la
hidrosfera (por ejemplo, el gas
de los pantanos o el de las
flatulencias).
Carbono en la atmósfera.
El carbono existe en la
atmósfera de la Tierra
principalmente en forma de
gas dióxido de carbono (CO2).
En la atmósfera hay 750
gigatoneladas de carbono.

La concentración de CO2 es de
aproximadamente 800
gigatoneladas de carbono. Es
aproximadamente el 0,001%
del carbono total global.
La atmósfera es el almacén de carbono más pequeño, y
reacciona de forma más sensible a los cambios. Por el
contrario, la atmósfera tiene el mayor porcentaje de
circulación de carbono a causa de procesos
bioquímicos.
Aunque es una parte muy
pequeña de la atmósfera,
desempeña un papel
importante en el sustento de
la vida. Otros gases que
contienen carbono en la
atmósfera son el metano y los
clorofluorocarbono. La
concentración atmosférica
total de estos gases de
invernadero ha estado
aumentando en décadas
recientes, contribuyendo al
calentamiento
global.
El carbono es tomado de la
atmósfera de varios modos, algunos
de éstos son:

•Cuando el sol brilla, las plantas


realizan la fotosíntesis para convertir
dióxido de carbono en carbohidratos,
liberando oxígeno en el proceso.

• En la superficie de los océanos, el


agua del mar actúa como refrigerador
y se forma más ácido carbónico
cuando el CO2 se hace más soluble.
El carbono puede ser liberado a la
atmósfera de muchos modos
diferentes:

•Por la respiración realizada por


plantas y animales. Esta es una
reacción exotérmica e implica la
ruptura de glucosa (u otras moléculas
orgánicas) en dióxido de carbono y
agua.

• Por tejidos muertos de animales y


vegetales. Los hongos y las bacterias
dividen los compuestos de carbono de
los animales muertos y las plantas, y
convierten el carbono a dióxido de
carbono si hay oxígeno presente, o
bien a metano si no lo hay.
•Por la combustión de material
orgánico, que oxida el carbono que
contiene, produciendo dióxido de
carbono. Quemando combustibles
fósiles como carbón, productos del
petróleo y gas natural, se libera el
carbono.

•Producción de cemento. El dióxido de


carbono se libera cuando la piedra
caliza se calienta para producir la cal.

•En la superficie de los océanos, donde


el agua es más cálida, el dióxido de
carbono disuelto se libera de vuelta a
la atmósfera
El carbono puede provenir del impacto de
un meteorito importante sobre la Tierra.
Según la violencia de este acontecimiento,
la cantidad de materia expulsada y las
consecuencias pueden variar
considerablemente. Mientras que la
actividad volcánica normal hace aumentar
la tasa atmosférica de los gases de efecto
de invernadero, la caída de un cuerpo
pesado o una erupción excepcionalmente
poderosa propagan en la alta atmósfera
grandes cantidades de polvo que reducen el
flujo del brillo solar, lo que provoca una
disminución de la temperatura que puede ir
hasta varias decenas de grados en unas
semanas.