Anda di halaman 1dari 12

DIFERENCIAS ENTRE

INVIERTE.PE Y EL SNIP
Invierte.pe, la herramienta del MEF
para analizar los proyectos de inversión
pública promete rapidez sin descuidar
el control.
Carreteras, terminales,
líneas eléctricas,
hospitales, colegios, vías
navegables y férreas.
Toda la infraestructura
futura que los gobiernos
nacional, regionales o
locales aspiren a
desarrollar pasará por el
nuevo sistema de
inversión pública,
Invierte.pe creado por
el MEF.
Según el MEF, Invierte.pe busca corregir las falencias
halladas en el sistema anterior (SNIP), que estuvo
operativo por 16 años.
La intención de esta herramienta de gestión de la
inversión es reducir los tiempos de formulación y
evaluación de los proyectos, evitar la existencia de
sobrecostos y fortalecer la evaluación y
seguimiento de los proyectos culminados.
También busca inspirar confianza en el empresariado
sobre la reactivación de la inversión pública, tras la
caída del 2016. Se creó mediante un decreto
publicado el 1 de diciembre.
Tras el diagnóstico que se hizo al SNIP, se vio que los
proyectos que se formulaban no respondían a la
necesidad de cubrir las brechas de acceso a
servicios de la población”.
Con el fin de ir resolviendo estas carencias,
Invierte.pe buscará anclarlas a políticas sectoriales y
reenfocará el papel de los gobiernos regionales y
locales.
La principal reforma está en dar la responsabilidad
a quien propone y ejecuta los proyectos (sectores
y gobiernos subnacionales), ya que antes lo
asumía el MEF y eso generaba un cuello de botella,
precisó la funcionaria
• Nuevo sistema busca garantizar la eficiencia y
eficacia del proceso de descentralización y,
con ello, agilizar y mejorar la calidad de
la inversión pública. Se busca reducir tiempos
en inversiones en pistas, puentes y servicios.

• Se introduce la Programación Multianual de


Inversiones que identifica y prioriza proyectos
que cierran brechas sociales y económicas.

• La formulación y evaluación ahora


representan una sola fase.
• La formulación se realiza a través de una ficha
técnica; es decir se requerirá de un solo
documento para la aprobación del proyecto. El
SNIP, en cambio, solicitaba estudios de
prefactibilidad y factibilidad.

• Las inversiones de optimización, de ampliación


marginal, de reposición y de rehabilitación no
constituyen un proyecto de inversión.

• Anteriormente, el MEF intervenía en las diferentes


fases del proyecto. Con el nuevo sistema solo al
inicio y al final, y la entidad que ejecuta la obra
será responsable del proceso de formulación,
evaluación y funcionamiento.
• El tiempo de aprobación de proyectos será menor
que con el SNIP, ya que la programación se enmarca
en tres sistemas que se realizarán en simultáneo:
planeamiento, inversiones y presupuesto.

• Inversión.pe promueve la transparencia, ya que la


información del proyecto será pública y en paralelo
con el SIAF, Seace e Infobras.

• Su despliegue estará ligado al primer plan nacional


de infraestructura de programación multianual, que
rompe con la planificación anual establecida en el
pasado. “Esto permitirá planificar hacia el futuro
nuestro proceso de inversiones”,
¿Debilidades?
Desde su nacimiento, algunos expertos han expresado inquietudes
sobre este nuevo instrumento. Flavio Ausejo, experto en Gestión
Pública de la PUCP, consideró que la herramienta relajará los
requisitos y controles para lograr mayor velocidad en la formulación
de los proyectos, lo que eleva los riesgos para el Estado.
Además, Invierte.pe tiene listas las metodologías generales para la
evaluación previa a los proyectos, a cargo de la Dirección General
de Programación Multianual de Inversiones del MEF. En tanto, los
sectores involucrados tendrán a su cargo el diseño de metodologías
específicas. esto hará que los operadores no tengan que formular
estudios, que en muchos casos son costosos y de mala calidad para
un proyecto. “Llenarán una ficha técnica estandarizada con
criterios definidos por el sector rector. Así, se irá de frente al
expediente técnico”.
De acuerdo con la complejidad y recursos involucrados, se
presentará una ficha técnica (para proyectos de inversión estándar)
o estudios de preinversión (proyectos de inversión de alta
complejidad).
BRECHA SOCIAL
• Otra crítica que se hace a este sistema de gestión es el
indicador de cierre de brechas sociales, que determina
la priorización de los proyectos en cartera.
• Es importante que el reglamento señale cuáles son
esos indicadores, con elementos objetivos que
determinen no solo la prelación sino el impacto de la
obra”
• Existen sectores, como saneamiento, transporte y
educación, que ya han definido sus indicadores. Sin
embargo, otros sectores menos intensivos en inversión
aún no terminan esta tarea.
“Como estará previsto en el reglamento, se vera un
plan de acción para ver cómo medir los indicadores
que faltan, considerando las complejidades a escala
nacional”.