Anda di halaman 1dari 15

TOS

DR- SAÚL GALLARDO AGUILAR


20 DE MARZO DE 2017
INTRODUCCIÓN

• Dell latín tussis, tos es un movimiento sonoro y convulsivo


del aparato respiratorio de los seres humanos y de
los animales.
• Este fenómeno se produce ante la contracción espasmódica
de la cavidad torácica a partir de la liberación violenta
del aire de los pulmones.
• La tos es un reflejo involuntario del cuerpo para mantener
despejadas las vías respiratorias.
• Si se respiran de forma involuntaria partículas de polvo,
humo o una miga de pan se cuela por las vías respiratorias,
los sensores (receptores) de las mucosas de la tráquea y los
bronquios se irritan.
• Dichos factores señalados constituyen estímulos tusígenos
mediante la estimulación de los receptores, provocando el
desencadenamiento de la tos, el reflejo tusígeno,
involuntario. No podemos dejar de toser voluntariamente.
• La tos también puede ser síntoma de una serie de
enfermedades en las cuales las vías respiratorias se irritan o,
como en el caso de un resfriado, se acumula mucosidad.

• Las infecciones de las vías respiratorias, como el resfriado, o


algunas enfermedades pulmonares suelen ir acompañadas
de tos.
La tos sirve, en la
mayoría de casos, para
eliminar los patógenos, la
mucosidad y otras
secreciones de las vías
respiratorias.
• Para tratar la
tos adecuadamente es
importante conocer las
causas que han
causado este síntoma
y no solo aliviar las
molestias que se
presenten.
• La tos se puede clasificar en varios tipos.
• La tos aguda es aquello que dura menos de tres semanas
aproximadamente y la tos crónica la que dura más de tres
semanas y no está relacionada con ningún cuadro agudo.
• La tos crónica es la que padecen los fumadores habituales y
es una tos irritativa.

• La tos puede no ir acompañada de esputo (tos improductiva


o tos seca) o ir acompañada de esputo (tos productiva).
• El esputo mucopurulento suele aparecer en el caso de
infecciones bacterianas de las vías respiratorias.
• Si el esputo contiene sangre o si se expulsa solo sangre, se
habla de tos con expectoración sanguínea (hemoptisis).
• La tos no suele provocar emergencias médicas.
• Pero si los síntomas que acompañan a la tos son dolor
agudo y punzante en el tórax, lesiones visibles en la zona
del pecho, fuerte disnea y/o taquicardia es importante acudir
al médico de inmediato.
• Para poder determinar mejor
las causas de la tos, el médico
realizará en primer lugar una
anamnesis completa en la que
se intenta dar respuesta a las
siguientes preguntas.
• El médico estará interesado en
conocer posibles enfermedades
anteriores, alergias e
intolerancias, medicamentos
que se toman en ese momento,
el bienestar general y las
costumbres (especialmente si
fuma o cuánto se fuma).
• Seguirá un examen básico de la
garganta, la faringe y el tórax.
El médico auscultará los
pulmones y el corazón con un
estetoscopio.
• Dependiendo del resultado de
las pruebas realizadas pueden
ser necesarios exámenes
adicionales como los siguientes:
• Visualización de los bronquios
(broncoscopia), o el denominado
lavado broncoalveolar (lavado de
los bronquios),
• análisis de los tejidos (biopsia),
• visualización de la laringe
(laringoscopia),
• tomografía computarizada (TC) y
• pruebas especiales de
patógenos.

• Sin embargo, en caso de que la


causa de la tos sea una infección
simple como un resfriado, estos
exámenes no serán necesarios.
• Para establecer un tratamiento de la tos adecuado es
importante determinar correctamente las causas que han
provocado este síntoma.
• Al mismo tiempo, las molestias de la tos se pueden mitigar
mediante algunos medios y medidas. Entre ellos, existe una
serie de medicamentos de venta sin receta
(expectorantes y antitusivos), que, sin embargo, no deberían
tomarse de forma imprudente. Por el contrario,
otros antitusígenos necesitan prescripción obligatoria.
• Los antitusígenos se toman por vía oral en forma de jarabe
o comprimidos.
• Los antitusígenos se clasifican en diferentes tipos:

• Expectorantes y mucolíticos
Los mucolíticos actúan disminuyendo la viscosidad de la
secreción mucosa y los expectorantes estimulando sus
mecanismos de eliminación.
• Los antitusivos s
on calmantes de
la tos que
reprimen el
reflejo tusígeno
en el cerebro
(centro de la tos)
y se emplean
contra la tos
irritativa seca.
• Están descritos muchos remedios caseros para tratar la tos.
No obstante, existen pocos estudios precisos sobre si, en
caso de tos, un tratamiento sin medicamentos es realmente
útil.

• Principalmente, durante una enfermedad respiratoria es


importante adoptar medidas generales para favorecer la
expectoración: beber en abundancia (agua o infusiones
como, por ejemplo, infusión de manzanilla, hinojo, anís o
salvia), procurar un ambiente húmedo y realizar fisioterapia
respiratoria. También conviene mantenerse caliente y
cuidarse. Por lo general, sobre todo en caso de tos, se
debería dejar de fumar. Para calmar la tos irritativa y proteger
las vías respiratorias es, además, aconsejable no permanecer
en ambientes llenos de humo, polvo o secos.