Anda di halaman 1dari 29

 Pelossi la define como “ La técnica notarial consiste en los

medios operativos de que se vale el notario para la eficaz


realización de las tareas profesionales y documentales
inherentes a su función y por consiguiente habrá técnica cuando
las operaciones de ejercicio se realicen la habilidad de y pericia
propias de nuestra capacitación, arbitrando en casa situación
recursos de artífice, manejando con destreza los conocimientos
teóricos, las soluciones doctrinales y jurisprudenciales y los
resultados de nuestro estudio y experiencia. “ (“Técnica de la
redacción escrituraria”).
 Otros la han definido como la técnica que trata o procura
documentar negocios jurídicos. Debe transformar la realidad
social en una realidad jurídica. O sea no puede apartarse de los
hechos por sobre su pensamiento jurídico, hasta alcanzar el
objetivo de ser reconocido, válido y sustentable su derecho.
 Otros la han definido como la técnica que
trata o procura documentar negocios
jurídicos. Debe transformar la realidad
social en una realidad jurídica. O sea no
puede apartarse de los hechos por sobre su
pensamiento jurídico, hasta alcanzar el
objetivo de ser reconocido, válido y
sustentable su derecho.
 Teniendo presente:
 escuchar a las partes y realizar la adecuación
psicojurídica de esa voluntad al acto jurídico
que se quiere celebrar.
 Redactar el instrumento público, observando
el lenguaje adecuado y graduándolo de
acuerdo a la intención y efectos buscados
 Actuar acorde las formas, estilo y
formalidades impuestas
 Garantizar la seguridad de los resultados
esperados.
En definitiva pasar de lo abstracto al caso
concreto, pero con el adicional de brindar
trascendencia a lo solicitado.
 Como el sistema artístico de conocimientos,
principios y reglas, aplicable por medios
idóneos para hacer bien una obra útil.
Actuar al conocimiento teórico y la razón
que selecciona las operaciones mas
apropiadas, procurando el mejor resultado
práctico concreto. En definitiva principios,
reglas y métodos de un arte en procura de
alcanzar un mejor resultado posible
1º Sistema artístico de conocimientos,
principios y reglas.- El conocimiento de la ciencia
es fundamental Es a través de ella, que se razonan
los principios, medios y fines de la misma,
descubre y propone elementos y 8 descarta otros
ya obsoletos. Los principios son pautas esenciales
perpetuos, en cambio las reglas son contingentes y
pueden ser sustituidas.
2º Medios idóneos. utilización de aquello que le
permita realizar una adecuación entre voluntades
sociales e imposiciones legales, o sea lograr el justo
equilibrio entre lo que se pretende y lo que se
permite.
3º Hacer bien una obra útil.- No tiene sentido
de ser, realizar una actividad si la misma no
producirá un cambio sustancial en la convivencia
humana, una mejora
 Sistema artístico de conocimientos,
principios y reglas propuestas para
constituir formas publicas o autenticas
eficientes de negocios y actos
jurídicos no negociales, que permitan
alcanzar efectos o resultados jurídicos
concretos.
 Los principios son pautas esenciales no
sustituibles y las reglas son pautas
contingentes y pueden ser variadas. Los
principios técnicos que buscamos son
pautas generales, originarias y directrices
y de ellos derivan por deducción las
reglas técnicas concretas.
1. ESENCIALES.- El sistema del cual forman parte y al que
sostienen no puede pensarse sin ellos.
2. UNIVERSALES.- Abarcan el campo de la ciencia o arte
al que pertenecen y no tienen nacionalidad.
3. ORIGINARIOS.- No derivan de otras proposiciones
generales.
4. PERMANENTES.- Su vigencia no tiene términos de
comienzo y fin.
5. RACIONALES.- Se pueden comprender mas allá de ser
atemporales. Se confirmar con el correr del tiempo.
6. NO TIENEN EXPRESION FORMAL PROPIA.- Se
encarnan en reglas técnicas que convierten a su vez en
pautas útiles, concretables en directivas practicas
1) PRINCIPIO DE CONOCIMIENTO.- Involucra la etapa previa, la
que tiene relación con la naturaleza, cualidades y relaciones de las
cosas y se manifiesta en el plano de los hechos y en como se adecua
en el plano del derecho aplicable. La formación del Escribano como
jurista lo hace indispensable, y en esta etapa deber orientarse por su
conocimiento, solvencia, actualización y experiencia
2) PRINCIPIO DE LEGALIDAD.- Se parte del análisis jurídico de la
situación base de la intervención, y por lo tanto de la posición,
capacidad y legitimación de los sujetos intervinientes. Se analiza
también la competencia del notario para actuar ya que se encuentra
limitado en cuanto intervenir en determinados actos previstos
especialmente, o en forma excepcional cuando a criterio de éste,
exista razón suficiente para excusarse de actuar.
3) PRINCIPIO DE REPRESENTACION.- En el primer sentido la
técnica notarial actúa en dos planos: a) el de los hechos, que son
representados con total fidelidad como si fuera una fotografía o serie
de fotografías, algo que quede de manera perpetua en el tiempo, y
sobre el que nadie dude que en verdad existió. b) el del derecho: en
este plano la voluntad jurídica se representa mediante la que la
doctrina llama "estipulaciones", que son las que producirán la cadena
de efectos que se buscaban o se pretendían.
4. PRINCIPIO DE PERMANENCIA Y CONSERVACION. Entre los fines de los
registros notariales, está el de conservación y permanencia. Esta función la asume
el Notario como conservador de documentos que permiten volver a la “revivir”
situaciones pasadas, asegurando a través del tiempo su existencia.
5. PRINCIPIO DE AUTENTICIDAD.- Este principio refiere a desterrar la duda,
valor principal del hacer notarial, desde la dación de fe en el cumplimiento de su
ministerio. Lo dicho ante notario es cierto y como tal debe ser aceptado por todos,
salvo que se discuta su autenticidad por tacha de falsedad.
6. PRINCIPIO DE SEGURIDAD.- Este principio ampara el interés legitimo y el
derecho de quienes requieren la intervención del Escribano, quien deber
procurar encontrar para los casos que presentan dificultades, soluciones aptas,
que resuelvan los fines o efectos perseguidos. De no ser posible esto, debe dejar
de actuar por legitimo impedimento.
7. PRINCIPIO DE ECONOMIA.- El Escribano debe procurar brindar las
soluciones seguras, pero también deberá proponer soluciones económicas, que
no sean gravosas para los requirentes. No podrá dar lugar a la especulación en
perjuicio de un tercero.
8. PRINCIPIO DE EXPERIENCIA.- Obliga al Escribano. a actuar de acuerdo
con las formas tradicionales, que sean adecuadas a los objetivos que se pretendan
adaptar, y teniendo en cuenta la actualización en materia jurídica que permita una
selección normativa de acuerdo al 12 derecho vigente, sin perjuicio del espíritu
de innovación a que obliga el progreso técnico.
9. PRINCIPIO DE EXPERIMENTACION.- La dinámica del
Derecho lleva a buscar nuevas soluciones, a procurar
innovar en momentos donde la norma aún no define un
actuar y es allí donde la sagacidad del Escribano debe
aparecer, estudiando bien el caso, evaluando las
posibilidades positivas, negativas y reales de que se logre
el objetivo, donde su inteligencia le permita encontrar una
propuesta ajustada a derecho que brinden soluciones para
la situación que se le presenta.
 El método técnico notarial es el
ANALITICO SINTETICO. El Esc. debe,
primero analizar completamente la situación
jurídica presente y el fin que se quiere
alcanzar. Se buscan luego las soluciones que
resuelvan el caso y se consideran
cuidadosamente, para hacer la síntesis, es
decir, reunir los elementos que a su juicio
resuelvan mejor la cuestión abordada
 MEDIOS TECNICOS.- Podemos decir que
medio es aquello con que se realiza un fin
determinado. Aplicados a la técnica notarial
"medio" es el instrumento que debidamente
manejado por el Escribano, le permite alcanzar
el fin propuesto.
 MEDIOS TECNICOS NOTARIALES.- Los
dividiremos en dos grupos: a) medios
convencionales, que son aquellos cuyo uso es
libre para todas las personas que se consideren
capaces de manejarlos; b) medios legales, que
son aquellos cuyo uso constituye un privilegio
legal, a saber: función notarial, documento
notarial, registros notariales.
1.- Conocimiento científico técnico.
La formación académica que recibió el escribano
2.- Figuras jurídicas.-
Se entiende aquellas “formas tipo” de ciertas manifestaciones que
contienen negocios jurídicos, donde la voluntad de los requirentes se
expresa y se consigna de manera similar y se encuentran reguladas por
el orden jurídico:
3o.) Fórmulas o modelos.-
Es la Técnica Notarial el modelo prefijado y constante utilizado, para
ajustar la redacción de ciertos actos que tienen elementos comunes. De
todas maneras, estás deben permanecer actualizadas.
4o) Retórica.-
Un medio de la técnica Notarial, la tomamos en el sentido de correcta
y elegante expresión escrita que haga claro, fluido y preciso aquello
que se quiere decir.
a)Invención.-
En este período se realiza la búsqueda de los elementos
necesarios, con un criterio de búsqueda y concentración
lógica, eliminando lo inútil.
a)Plan o composición.-
Este momento corresponde al orden de la materia con que
estamos trabajando y la simplificación cualitativa. Es
aconsejable en esta etapa realizar una primera redacción y
reiterarla todas las veces necesarias
c)Elocución.-
Se refiere a la cuidadosa selección de los vocablos para
mejor expresar los conceptos, ideas y voluntad jurídica. En
este sentido debe ser:
1)Conciso: o sea decir lo necesario, eliminando lo superfluo,
especialmente lo que ya est en la ley aplicable;
2)Claro y preciso: esto lo da el vocabulario ajustado a las
significaciones del idioma;
3)Jurídico: se exige el uso de vocablos técnicos adecuados.
Solo pueden ser utilizados por los Escribanos, por
expresa atribución de la ley.
1) Función Notarial. Si repasan la definición ya dada de
función notarial, vermos que se destaca su carácter
técnico, apuntando al hacer del agente.
2) Los documentos notariales. Según Bardallo, son
documentos públicos formados por Escribano Publico,
en el ejercicio de la función notarial, representativos de
un negocio o de un acto jurídico no negocial.
3) Registros notariales.- Desde el punto de vista formal,
podemos definirlos como la colección en forma de libro,
constituida por los documentos notariales originales
matrices, que el Escribano autoriza y por los documentos
que agrega durante el año civil, con fines de
conservación, reproducción, cotejo y publicidad
restringida.
El fin de la técnica notarial es la obra
realizada, la forma pública o auténtica
eficiente, que permite alcanzar determinado
resultado o efecto jurídico, ligado a esa
forma. El resultado final es en el mismo
momento que se obra se ubica en la órbita
del derecho, comienza a circular y se la tiene
por buena, creíble y es aceptada Vemos
entonces que el fin que solicita el agente es
conjuntamente la forma y el efecto jurídico
de la misma.
1. Nos referíamos al carácter rogado de la función, al deber de
inmediación del notario, de atesoramiento, de imparcialidad. Estos
caracteres se realizan en la audiencia notarial.
2. La definición que emplearemos es ¡a del autor argentino Gattan, quien
criando a Larraud, resume de la siguiente manera; "Audiencia notarial es
el acto en que se reúnen ¡os sujetas de la escritura pública” con la
presidencia del escribano y los testigos en m caso, para documentar en
el protocolo el otorgamiento un acto jurídico.
3. Sin la presencia física de los sujetos no hay audiencia. las partes
inicial, la audiencia mediante la rogación; el notario en inmediación con
la voluntad de los requirentes, la investiga y la explora. Luego vendrá el
asesoramiento funcional del escribano que incluye una serie de
operaciones de ejercicio que el mismo efectuará con objeto de que todo
derive en el otorgamiento de las partes de un instrumento que contenga
el negocio jurídico querido por ellas. Finalmente la audiencia notarial
concluye con la autorización del instrumento por e notario, que en su
calidad de fedatario, con su firma se imputa la paternidad del mismo y lo
convierte en instrumento público.
4. En la audiencia notarial existe un elemento llamado Unidad del Acto. Es
un elemento formal del acto notarial. La unidad hace referencia al tiempo,
al espacio, a las acciones y a las personas.
5. La ley 1338/01 modificada por Ley 2903/06 establece que los
certificados se expedirán en un plazo de 10 días contados desde el día
siguiente de su solicitud y que ningún escribano puede autorizar
escrituras que trasmitan, modifiquen o restrinjan derechos reales sin
tenerlos a la vista
6. Resulta evidente la (imposibilidad de cumplir con todos los actos pre-
escriturarios exigidos por la ley en el mismo día y que además éstos sean
coincidentes con el otorgamiento por parte de los requirentes. La ley
previendo esta realidad, ya no exige la unidad temporal del acto; en su
lugar fija plazos para la realización del proceso escriturario, haciéndose
cargo de la situación
7. Sin embargo la unidad del acto subsiste y se cumple por medio del
escribano, se halla ligada al principio de inmediación, quién sí debe estar
presente en todas las etapas del acto notarial.
8. Respecto de las actas notariales, en ellas no hay audiencia, el notario no
preside, sino que presencia y verifica hechos que acontecen, no hay
otorgamiento, solo narración cronológica de sucesos por parte de los
sujetos. Quienes realizan el negocio en la escritura son los otorgantes,
quienes se hallan en el acta son sólo comparecientes.
1. Son las distintas tareas que el notario va realizando durante el proceso dinámico
del acto notarial. Muchas de estas operaciones se realizan durante la audiencia, otras
deben realizarse como actos previos a la instrumentación o pre escriturarlos; otras,
con posterioridad a la redacción de la escritura pública, como actos pos
escriturarios. Muchas de ellas se dan simultáneamente, otras; por etapas. Veremos a
continuación cada una de ellas.
2. Las operaciones de ejercicio se dividen en: materiales y formales. Las materiales
afectan al fondo del acto o negocio jurídico y las formales al aspecto exterior del
instrumento notarial. Las primeras se desarrollan para que el acto tenga validez en el
mundo jurídico, pero como éste es exterior, el notario requiere de las formales para
que el instrumento en donde dichos actos o negocios se formalizan tenga igualmente
validez y produzca los efectos que las partes tuvieron en mente al momento de
contratar.
3. La función notarial, como habíamos señalado anteriormente no comienza con la
escritura, sino con la rogación. A partir de ahí el Escribano esta realizando
operaciones de ejercicio; cuando las partes le manifiestan su voluntad de contratar,
el notario está indagando e interpretando jurídicamente !a petición expresada
en términos no jurídicos por los requirentes. Instruye a las partes acerca de la
posibilidad de realizar el negocio requerido y cuáles son los requisitos legales
para concretar el acto dispositivo
4. El notario verifica todas las circunstancias relativas a
los sujetos, objetos y derechos en juego, que
necesariamente lo llevarán primero que nada a calificar
el acto jurídico y enmarcarlo en las normas jurídicas
aplicables a cada caso previamente tipificado.
5. Al darle un marco legal, surgirán también las
exigencias formales, como ser le tipo de instrumento en
el que debe extenderse el acto, las cláusulas obligatorias
que deben constar en la redacción de la escritura según
el acto que se trate, la autenticación o dación de fe del
oficial público que los documentos antecedentes que le
presentan para formalizar el actos dichos de las partes
en su presencia y todos los actos cumplidos por él son
ciertos, para finalmente concluir con la firma y sello del
instrumento para que éste se convierta en público
notarial y tenga la validez de tal.
Las operaciones de ejercicio materiales son las que afectan al fondo del acto
jurídico.Y son: la calificación, la legalización y la legitimación.

a. CALIFICACIÓN NOTARIAL
Es la operación de ejercicio por la cual el escribano, luego de recibir e indagar en la
voluntad de los requirentes, esclarece los hechos y determina una relación o situación
de derecho clasificándola en una categoría jurídica.
Dicho en términos más sencillos; los requirentes manifiestan al escribano su
voluntad de celebrar un determinado acto y los matices o consideraciones especiales
que quieren darle al mismo. El notario debe desentrañar el verdadero alcance y
sentido y darle nombre y forma jurídica a la petición de las partes.
Un ejemplo: la donación como anticipo de herencia a uno de sus hijos menos
favorecidos, pero teme que sus demás herederos, luego de su muerte, reclamen el
bien donado del que recibió en vida. Por lo que el notario deberá advertir que la
figura buscada por esta persona es la del Art. 2605 del Código Civil o la imputación de
modo expreso del bien donado a la parte disponible de la herencia para que la
donación no se considere como un adelanto a la legítima.
En resumen, el objeto de la calificación como conducta del notario, es la
determinación de la figura jurídica que los requirentes buscan. Por medio de la
calificación, contribuye a la constitución de un negocio conforme a derecho y ajustado
a la intención que las partes tuvieron en mira al tiempo de contratar.
b. Legalización
 La calificación llevará al notario inmediatamente a al aplicación de normas legales que rigen la
figura jurídica buscada. Si lo que las partes buscan es vender inmuebles. Art. 737 en adelante, dar poder
Art. 880 en adelante, garantizar un crédito con hipoteca Art. 2356 en adelante, constituir una empresa
individual de responsabilidad limitada, acudirá a la Ley 1034/83 Art. 15 en adelante, etc.
 La legalización es aquella operación de ejercicio mediante la cual el notario encuadra dentro de la
norma legal el negocio o acto querido por las partes para que este sea perfectamente válido.
 La calificación y la legalización se dan en forma simultanea; a medida que se determina la figura
jurídica apropiada ya se está enmarcando el caso especial de los requirentes en las normas vacías o
abstractas aplicándolas al acto concreto
 La legalización notarial de dos maneras:
a. Materialmente. Adecuando la voluntad de los sujetos a los moldes legales vacios y;
b. Formalmente.- por medio de la selección del tipo de instrumento para la clase de acto de que se
trate. Si el acto es solemne, la forma instrumental prescripta por la ley no puede ser suplida; si el acto es
formal ni solemne, la falta de forma instrumental exigida por la ley vale como obligación de otorgar el
acto en forma establecida; si el acto es no formal ni solemne, dependerá del monto de la operación para
que el acto deba formalizarse por escrito o de los efectos buscados por las partes para que este se
formalice.
c. Legitimación
Es aquella operación de ejercicio por la cual el notario, califica la naturaleza jurídica y legalizado el
acto o negocio, estudia la situación relativa a los sujetos y las condiciones objetivas que justifican el
otorgamiento del acto notarial, con el fin de que se produzcan las consecuencias queridas por las partes.
Con la legitimación, el notario realiza el estudio actual de la situación para posibilitar la realización
presente el acto y proteger la vida futura del mismo. La justificación de sujetos, objetos, derechos,
antecedentes registrales es el fundamento para que el acto pueda producirse con todas las
consecuencias legales previstas por las partes negociales. El deber de asegurar la eficacia de los fines
que persiguen los requirentes es exclusivo del Notario.
 Existen seis tipos de legitimación:
a. Subjetiva o de sujetos instrumentales: por la cual el notario admite a una

persona como sujeto negocial e instrumental, la individualiza por medio de la fe


de conocimiento, documento idéneo o por testigos, verifica su capacidad y
habilidad, su situación relativa para el negocio que pretende y su libertad de
disposición.
b. Sustantiva o de títulos antecedentes: por la cual el notario legitima la

titularidad de derecho del transmitente sobre el bien objeto del negocio a través
del título que justica su derecho y que presenta para realizar el acto dispositivo.
En nuestro derecho, el notario solo legitima el último acto dispositivo no
realizando el estudio de títulos históricos por no ser obligatorio.
c. Formal o de situación registral: el notario a través de la publicidad formal

que se realiza por medio de los certificados expedidos por el registro, legitima al
transmitente como titular registral o persona a favor de la cual figura el derecho
inscripto en el asiento registral. El principio de especialidad registral le confirma
que sujeto, objeto y derecho coinciden en la persona del titular registral.
d. Impositiva: por la cual el notario ya sea como agente contralor o responsable

de determinadas obligaciones impositivas admite el otorgamiento de un acto si


las exigencias fiscales relativas a impuestos y tasas se hallasen cumplidas.
e. De personería: en el caso que los otorgantes no actúen en sí, sino a
través de representantes, el notario verifica si los poderes son suficientes
para el acto que se pretende celebrar, si éstos se hallan vigentes y si el
instrumento reúne la formalidad necesaria para el acto de que se trate.
f. De otorgamiento en relación a la lectura y firma: comprueba la
capacidad y habilidad de una persona para otorgar por sí misma el acto,
salvando los casos de ceguera, carencia de habla y audición,
imposibilidad de firmar, etc. Con las formas previstas en la ley. Legítima
también a los testigos para actuar en dichos casos, comprobando su
capacidad y habilidad.
La legitimación como deber notarial se encuentra legislada en la Ley
879/81 en su Art. 111 inciso b) que expresa “estudiar los asuntos que se
le encomiende en relación a su naturaleza, fines, capacidad jurídica e
identidad de los comparecientes y representaciones invocadas, a los
efectos de su formalización en actos jurídicos correspondientes,
conforme a la ley”.
 Las operaciones de ejercicio formales son de redacción, autenticación y
autorización. Estas se exteriorizan en el instrumento notarial.
a. Redacción
Es aquella operación de ejercicio por la cual el notario compone los
elementos materiales y formales que las partes, su propia actividad y la ley e
proporcionan para configurar lingüísticamente la escritura pública.
Consiste en poner por escrito lo que ha interpretado, percibido y
realizado él mismo a consecuencia de la rogación de las partes,
componiendo todos los datos proporcionados en un orden que resulte el
mejor para hacer más claro el acto o negocio y que evite toda interpretación
errónea acerca de la voluntad negocial.
La ley también le proporciona elementos materiales para componer la
escritura. Datos obligatorios que deben consignarse bajo pena de nulidad
del instrumento que constituyen una guía para la redacción establecidos en
los Art. 394 y 396 del Código Civil. Así como también elementos de tipo
formal como utilización de tinta o cinta negra indeleble que no corroa el
papel, iniciarse en primera plana o carilla del sello inmediatamente siguiente
al de la escritura anterior, inutilizar los espacios libres, salvar con subrayado
y entrelíneas antes de las firmas, etc. Arts. 121,122 y 134 de la ley 879/81.
b. Autenticación
Aquella operación formal de ejercicio que consiste en la percepción sensorial de los propios
hechos y dichos del notario y los de los requirentes, configurados y registrados en el instrumento
notarial.
Existen dos tipos de autenticación: la formal o externa que asegura la genuinidad del autor de un
documento ya sea publico o privado y la apariencia legal del mismo. Es decir, el notario puede
autenticar, o dar fe de la autenticidad de un instrumento cuando tiene a la vista un original de
apariencia legítima.
La autenticación es de fondo o interna cuando se refiere a la verdad de los hechos aseverados por
el notario como cumplidos por él mismo o pasados en su presencia.
La conducta autenticadora le viene de la ley (Art. 111 inciso b) de la Ley 879/81). Esta le atribuye
esa eficacia a los actos contenidos en instrumentos que llevan firma y sello del notario. Es por eso que
se dice que la autenticación depende de la autorización; porque solo con la firma y el sello del oficial
público la ley le asigna valor a dichos instrumentos.
¿Y cuál es ese valor? Revisemos los Arts. 383 y 385 del Código Civil. “El instrumento público hace
plena fe mientras no fuere argüido de falso por acción criminal o civil, en juicio principal o en
incidente, sobre la realidad de los hechos que el autorizante enunciare como cumplidos por él o
pasados en su presencia”.
“Los instrumentos públicos hacen plena fe entre las partes y contra terceros:
a. En cuanto a la circunstancia de haberse ejecutado el acto;
b. Respecto de las convenciones, disposiciones, pagos, reconocimientos y demás declaraciones
contenidas en ellos; y
c. Acerca de enunciaciones de hechos directamente relacionados con el acto jurídico que forma el
objeto principal”
Ambos artículos se refieren a la presunción de autenticidad de la cual goza el contenido de un
instrumento público. Pero nótese también que en la escritura pública no todo el contenido tiene el
mismo valor probatorio. En el primer artículo la ley le atribuye mayor valor a los hechos cumplidos por
el notario o pasados en su presencia por razón de la fe publica de la cual está investido, y sus dichos y
hechos solo pueden ser atacados por querella de falsedad.
c. Autorización
Es aquella operación formal de ejercicio mediante el cual el escribano suscribe el instrumento
notarial.
Con su firma asume la veracidad del contenido del instrumento (tal como se ha expuesto en el
titulo anterior relativo a la autenticación) y la paternidad de la redacción. Además afirma la legalidad
del acto y del instrumento y el hecho de haber dado cumplimiento al deber de legitimarlo en sus
diversos aspectos.
En nuestra legislación la autorización incluye el sello porque la ley exige a los notarios a adoptarlo
en su Art. 111 inciso i).-
Una vez autorizado el instrumento la ley le da dos valores: su forma pública constitutiva y la
máxima fuerza probatoria “probatio probatísima” tanto entre las partes como frente a terceros, de la
cual los instrumentos a los cuales falta la firma del notario.
El Código Civil expresa en su Art. 382 “Los testigos de un instrumento público y el oficial que lo
autorizó no podrá contradecir, variar ni alterar su contenido, a no ser que lo hubieren suscripto por dolo
o violencia”.
La escritura una vez autorizada ya no puede ser modificada, sino por otra en donde las partes,
hagan agregados o correcciones al instrumento anterior. A estas se las denomina escrituras
complementarias o rectificadoras. Las rectificaciones por omisiones o errores materiales cometidos
exclusivamente por el notario pueden realizarse en escrituras complementarias sin la comparecencia
de las partes, siempre y cuando lo que se modifique no altere las declaraciones de voluntad ni el
contenido del acto dispositivo.
El Art. 395 expresa lo siguiente: “Si las partes decidieren, después de firmada por ellas la escritura,
pero antes de que lo hubiere hecho el escribano, corregirla o hacerle agregados, estos solo valdrán si
fueren extendidos a continuación por aquel, leídos en presencia de los testigos, si los hubiere,
suscriptos por todos los comparecientes y autorizados por el escribano”.
Si existiesen errores u omisiones en puntos capitales deberán hacerse las correcciones con
palabras entrelíneas, borraduras, enmiendas o alteraciones y salvarlas antes de las firmas bajo pena de
anulabilidad del instrumento tal como lo establece el Art. 387 inc. b) Cabe destacar que la única forma
de salvar enmiendas, admitida por la ley 879/81 es subradayo e interlineado, no admitiendo tachaduras,
borraduras, ni testados, tal como establece en el Art. 134.