Anda di halaman 1dari 23

publicas

La prueba hidráulica es la verificación


de que las tuberías trabajarán
adecuadamente con las presiones
previstas, sin que existan fugas de
agua en las uniones o cualquier parte
de la tubería, así como en las válvulas
instaladas.
 NTP ISO 1452 (TUBERIAS)

 OS.050 REDES DE DISTRIBUCIÓN DE AGUA PARA EL


CONSUMO HUMANO.

Esta Norma fija los requisitos mínimos a los que deben


sujetarse los diseños de redes de distribución de agua
para consumo humano.
 La presión de prueba a zanja abierta será de 1,5 veces la
presión nominal de la tubería de la red de distribución y
medida en el punto más bajo del tramo bajo prueba.

 Antes de llenar las tuberías a probar, todos sus accesorios


deberán estar previamente anclados y haber aplicado una
primera capa de relleno compactado, debiendo quedar al
descubierto todas las uniones.

 Los bloques de anclaje tendrán un fraguado mínimo de


siete días.
 Los tubos que hayan sido observados deberán permanecer
descubiertas durante la ejecución de la prueba.

 El tiempo mínimo de duración de la prueba será de dos (2) horas


debiendo permanecer durante todo este tiempo, la tubería
sometida a la presión de prueba.

 No se permitirá durante el proceso de la prueba, que el personal


permanezca dentro de la zanja con excepción del trabajador que
baje a inspeccionar las uniones, válvulas, accesorios, etc.
 La presión de prueba a zanja tapada será la misma de la presión
nominal de la tubería, medida en el punto más bajo del conjunto
de tramos que se esté probando.

 No se autorizará a realizar la prueba a zanja tapada y


desinfección, si previamente la tubería no haya cumplido
satisfactoriamente la prueba a zanja abierta.

 La tubería permanecerá llena de agua por un periodo mínimo de


24 horas, para proceder a iniciar las pruebas a zanja tapada.
 El tiempo mínimo de duración de la prueba a zanja tapada será
de una hora, debiendo permanecer durante este tiempo la
tubería a la presión de prueba.

 Todas las tuberías antes de ser puestas en servicio, serán


completamente desinfectadas de acuerdo con el procedimiento
que se indica en el presente documento.
 El dosaje de cloro aplicado para la desinfección será de 50 ppm. El tiempo
mínimo del contacto del cloro con la tubería será de cuatro (4) horas.

 En el periodo de desinfección, todas las válvulas y otros accesorios, serán


operadas repetidas veces para asegurar que todas sus partes entren en
contacto con la solución de cloro.

 Después de la prueba, el agua con cloro será totalmente eliminada de la


tubería e inyectándose con agua de consumo hasta alcanzar 0,5ppm de cloro
como residual.

 Para la desinfección se podrá usar hipoclorito de calcio con una


concentración del 30%.
 Para la adición de estos productos, se usará una proporción de 5% de agua
del volumen a desinfectar para diluir el hipoclorito de calcio, determinándose
las cantidades a utilizar mediante la siguiente fórmula:
 una bomba de presión para expulsar el aire
dentro de la tubería.
 un manómetro con válvula de retención,
 válvula de compuerta para aislar la línea de
derivación del manómetro.
 manómetro.
 uniones universales.
 La bomba de prueba debe estar ubicada en la parte más baja del tramo a
probar.
 La presión de prueba debe mantenerse durante el tiempo necesario para
observar y comprobar el funcionamiento de todas las partes de la instalación.
 Para realizar la prueba hidráulica, se cierra el extremo de la tubería con un
tapón convenientemente asegurado (o mediante válvulas), con anclaje
formado por estacas de madera o fierro o dados de concreto, según el
requerimiento de la presión de prueba, diámetro de la tubería y resistencia
del terreno.
 La pérdida de agua admisible en el circuito o tramo a probar, de ninguna
manera deberá exceder a la cantidad especificada en la siguiente fórmula:
 La acumulación de aire en el interior de las tuberías es
uno de los principales problemas de las redes,
cualquiera sea el material de que estén hechas. El aire
ocupará las partes altas de las redes y si en estos
puntos no existen accesorios que permitan su escape al
exterior, al acumularse el aire se producirá una
reducción importante del caudal (incluso podrá
obstruirla completamente), originando problemas
puntuales de pérdidas de carga severas. El problema
más grave es que se puedan producir sobrepresiones
que causen la rotura de los tubos.
Existen tres métodos diferentes basados uno, en la
"observación y corrección de fugas", otro, en el "control
de pérdidas" y, por último, el recogido en la norma
UNE-EN 1.610, "método de la W".
 Una vez colocada la tubería, construidos los pozos y antes
del relleno de la zanja, las pruebas se realizarán obturando
la entrada de la tubería en el pozo de aguas abajo y
cualquier otro punto por el que pudiera salirse el agua,
llenándose completamente de agua la tubería y el pozo de
aguas arriba del tramo a probar. Transcurridos treinta
minutos tras el llenado se inspeccionarán los tubos, las
juntas y los pozos, comprobándose que no ha habido
pérdida de agua.
 Si se aprecian fugas durante la prueba se procederá a su
corrección, realizándose a continuación una nueva prueba.
 Consiste en comprobar las pérdidas habidas durante
un tiempo determinado en una tubería llena de agua,
con una pequeña presión e incluyendo o no el pozo de
registro. Este método de control se recoge en diversas
normas y pliegos, variando solamente entre ellos las
fugas máximas permitidas. En el método que
describimos a continuación se establecen unos límites
de pérdidas que generalmente se consideran
aceptables.
Realizada la obturación del tramo se pasará a realizar la prueba de estanquidad, según
proceda, de una de las formas siguientes:
 El tramo de conducción incluye el pozo de registro de aguas arriba. El llenado de agua se
efectuará desde el pozo de registro de aguas arriba hasta alcanzar la altura de la columna
de agua. Esta operación deberá realizarse de manera lenta y regular para permitir la total
salida de aire de la conducción
 El tramo de conducción no incluye pozo de registro. El llenado de agua se realizará desde
el obturador de aguas abajo para facilitar la salida de aire de la conducción, y en el
momento de la prueba se aplicará la presión correspondiente a la altura de la columna de
agua fijada en la prueba. En ambos casos se dejará transcurrir el tiempo necesario antes
de iniciarse la prueba para permitir que se estabilice el proceso de impregnación del
hormigón de la conducción. A partir de este momento se iniciará la prueba procediendo,
en el caso a) a restituir la altura "h" de columna de agua, y en el caso b) a añadir el
volumen de agua necesario para mantener la presión fijada en la prueba. Deberá
verificarse que la presión en la extremidad de aguas abajo no supere la presión máxima
admisible.
 Presión de prueba
La presión de prueba es la presión equivalente o resultante de
llenar la sección de prueba hasta el nivel del terreno de registro
aguas arriba o aguas abajo, según sea apropiado, con una presión
máxima de 50 kPa y una mínima de 10 kPa medida en la parte
superior del tubo. Pruebas de presión de valores mayores se
especifican en tuberías que deban operar bajo sobrecargas
permanentes o temporales (véase prEN 805).
 Tiempo de acondicionamiento
Después de que las tuberías y/o los pozos de registro estén llenos
y la presión de prueba esté aplicada, se necesitará un tiempo de
acondicionamiento. NOTA: Generalmente es suficiente 1 h. Se
necesitará un período mas largo de tiempo en condiciones
climáticas secas para el caso de tubos de hormigón.

 Tiempo de prueba
El tiempo de prueba será de 30 ± 1 min.
 Requerimientos de la prueba

La presión debe mantenerse dentro del margen de 1 kPa de la presión de


prueba definitiva dada en el primer apartado mediante la adición de agua. La
cantidad total de agua añadida durante la prueba para mantener este
requerimiento debe ser medida y anotada. Los requerimientos de la prueba se
cumplirán si la cantidad de agua añadida no es mayor de:
 0,15 l/m² durante 30 minutos para tuberías.

 0,20 l/m² durante 30 minutos para tuberías incluyendo pozos de registro.

 0,40 l/m² durante 30 minutos para pozos de registro y de inspección.

 NOTA: m² se refiere a la superficie interna mojada.


 Es de suma importancia realizar pruebas hidráulicas ya que podemos verificar si
es que existen fugas de agua en las tuberías y si están bien puestos los
accesorios de la red.

 Las pruebas hidráulicas se realiza con agua y enrasando la superficie libre del
líquido con la parte superior del buzón, aguas arriba del tramo en prueba, y
taponando la tubería de salida en el buzón aguas abajo.
 Esta prueba permite detectar las fugas en las uniones o en el nivel de agua del
buzón en prueba.

 Todos los equipos que trabajan presurizados pasan por pruebas de presión
hidrostática, la presión y el tiempo dependerán de las condiciones del sistema y/o
de la norma existente.

 Estas pruebas en terreno se realizan para verificar la correcta colocación de los


anillos, accesorios y evitar deformaciones.