Anda di halaman 1dari 13

El Género dramático

 El género dramático es aquel que representa algún episodio


o conflicto de la vida de los personajes por medio del
diálogo (predomina la función apelativa) y está destinado a
ser representado públicamente frente a un auditorio, por lo
tanto, abarca a todo lo escrito para el teatro y a todo lo que
es susceptible de representación escénica ante un público
(a esta capacidad de representación se le llama “virtualidad
teatral”).
■ Una característica esencial es la acción. Lo que sucede en la
obra no está descrito ni narrado ni comentado directamente
por el dramaturgo, sino visto por el espectador.

■ Las obras dramáticas pueden estar escritas en prosa o en


verso o combinando a ambos, pero siempre en diálogo.
■ La acción dramática se basa en lo que se denomina conflicto
dramático, que consiste en la oposición de dos fuerzas
opositoras en lucha:

Protagonista Antagonista
Conflicto
■ Los elementos que permiten que el mundo
dramático sea comunicado al espectador
son:

1. El diálogo: conversación de dos o más


personajes.
2. El monólogo (soliloquio): reflexión de un
personaje que no espera respuesta.
3. La mímica: conjunto de gestos que
complementan el diálogo.
4. El aparte: es una parte del diálogo dirigida
al espectador y que se ha de suponer que
no oyen el resto de los personajes.
Ejemplo de Aparte:

■ FLORENCIA: Tequila, señora.


■ ELISA:¿Para beber?
MARGARITA: Sí, claro, mamá; para beber.
EMILIANO: (aparte) ¡Pobre señora! Está hecha un desastre.
5. El mutis: Expresión que en el texto o en la
representación teatral indica que uno o
varios personajes deben retirarse de la
escena.

6. La acotación (o discurso acotacional):


texto que viene escrito por el dramaturgo.
Son interrupciones y/o indicaciones para
explicar aspectos técnicos o no verbales del
momento de la representación. Cuando
están al comienzo de la obra van en
cursivas; cuando van en medio del diálogo
se ponen entre paréntesis.
Las acotaciones pueden ser:
■ Sobre la acción:

 Datos e indicaciones sobre el lugar en el que se


desarrolla la acción: decorados, época, mobiliario,
etc.
 Iluminación, con la que se expresan la hora del
día, un espacio concreto, etc.
 Sonidos, para indicar o provocar diversos efectos.
 Sobre los personajes:

 Vestuario, movimientos, gestos, tono y volumen de


voz, intencionalidad expresiva, etc.
Estructura Interna de una obra
dramática
 Estructura interna de la acción: Es la distribución de los argumentos
dentro de la acción y ello va a producir la tensión dramática:
Presentación, nudo, desenlace. En el desenlace se produce el clímax,
que es el momento de mayor tensión en la historia.
Estructura Interna de una obra
dramática
Estructura externa de la acción: En cuanto a su
representación, la acción dramática se divide en:

■ Actos. Es la unidad mayor del drama.


Suele estructurarse en tres actos, el
primero para la presentación, el segundo
para el nudo y el tercero para el
desenlace. La distinción entre los actos y el
paso de uno a otro se suele señalar con la
caída o cierre del telón.
Cuadros: Se establecen en función de los cambios de espacio,
ambiente o época. A cada cuadro le corresponderá un
cambio de decorado.

Escenas: Determinado por la entrada o salida de alguno de los


personajes.
Clasificación de personajes:
■ Protagonista: Personaje más importante que
representa al grupo.

■ Antagonista: Personaje que se opone a los fines


del protagonista.

■ Personajes secundarios: Son aquellos que no


representan una de las dos fuerzas en conflicto,
sino que se suman a una de las dos, dando su
apoyo ya sea al protagonista o al antagonista.
■ Personajes colectivos: Son un tipo de personaje que, a
pesar de ser una sola persona, representa a muchas otras; es
como si fuera la encarnación de un grupo. Puede ser, por
ejemplo, un representante del pueblo, o de los súbditos de
un rey, por ejemplo.

■ Personajes alegóricos: Constituyen la encarnación de


aquellas cosas abstractas, que no son personas.
Evidentemente, estos son personajes simbólicos, a los que
se les dan las características de aquellas cosas a las que
representan. Esto ocurre en aquellas obras donde participan
como personajes La Primavera, por ejemplo, o La Muerte,
representada como una mujer vestida de negro, que aparece
de pronto.