Anda di halaman 1dari 19

PRINCIPIO DE

CONFIANZA
GRUPO N°01
MARCO CONCEPTUAL
Imputación objetiva
■ El nexo entre acción y resultado no alcanza para imputar la idea
originaria de la teoría de la imputación objetiva, sea fuera del radio
del riesgo permitido y que ese obrar u omitir tenga un reflejo en el
resultado perjudicial.
■ Esta teoría tiene como objetivo solucionar problemas concretos por lo
que se desprende de las casinas y esterilices de la acción.
■ Es una herramienta jurídica necesaria para un adecuado juicio de
atribución normativa de responsabilidad penal y tiene, hoy en día, un
mayor arraigo en la jurisprudencia nacional.
Definición del principio de confianza
según los autores nacionales
- Según Villavicencio Terreros: No cabe imputación a la
conducta cuando el sujeto obra confiado en que las
demás actuaran dentro de los límites del riesgo
permitido.
Menciona que quien realiza un comportamiento
riesgoso, en general licito, confiado en que quienes
participan con él, van a actuar correctamente conforme
a las reglas preexistentes.
Resulta necesario una división del trabajo para que
cada participante no tenga que controlar todas las
posibilidades de influencia, sino solo determinadas, y
estas solo en atención no dividida.
Según José hurtado pozo, todos y, en especial, quien realiza
acciones reguladas de manera especial deben respetar las
normas destinadas a evitar la creación o aumentación de un
peligro no permitido. Así, cada uno de los que ejecutan de
manera correcta una actividad espera que los demás se
comporten también de conformidad con las obligaciones de
cuidado que corresponden. De este modo, se establece una
relación de confianza que constituye un criterio límite para
determinar el peligro no permitido.

Por ejemplo, no podrá decirse que aumenta indebidamente el


peligro, ínsita en el hecho de conducir un automóvil, el
conductor que ante la luz verde del sean aforo, no detiene su
vehículo para comprobar si otro conductor tratara de pasar el
cruce a pesar de la luz roja que le ordena detenerse. Su
comportamiento permanece dentro de los límites del riesgo
permitido. La cuestión de un actuar culposo no se comporta .
Definición del principio de confianza
según los autores extranjeros

 Según Claus Roxin: Menciona que el principio


principio de confianza se da con mayor
concurrencia en los siguientes aspectos:

 En el tráfico de vehículos en las calles


 En una actuación conjunta de división de
trabajo
 En relación con delitos dolosos de otros
TRÁFICO DE VEHÍCULOS EN LAS CALLES
Este principio dice en su forma más genérica que quien,
durante el tráfico vehicular, se comporte de conformidad
con las reglas, deberá poder confiar en que otros también
lo harán, en tanto no existieren puntos de referencia
concretos para suponer lo contrario.

EN UNA ACTUACIÓN CONJUNTA DE DIVISIÓN


DE TRABAJO
Se reconoce al principio de confianza el caso de la
actuación conjunta mediante división del trabajo. Sobre
todo en el campo del actuar medico (un equipo de
operaciones), también aquí ya ha reconocido el Tribunal
Supremo que en una operación “los médicos especialistas
intervinientes pueden confiar en una actuación libre de
errores de sus colegas de otras especialidades.
EN RELACIÓN CON DELITOS DOLOSOS DE OTROS
Finalmente, el principio de confianza también deberá regir en tanto uno pueda
generalmente confiar con que otros no van a cometer delitos dolosos. Pues la venta de
cuchillos, cerillos, encendedores, combustibles, hachas y martillos, así como la entrega
de tales objetos no sería posible si uno, todo el tiempo, tuviere que ajustar su conducta
a la posibilidad de que el comprador u otros receptores cometerán delitos dolosos con
ellos.
Esto también tiene validez en los demás: si se tuviera que estar siempre pendiente de
no dar oportunidades para que otros cometan delitos dolosos, sería tan poco posible
llevar una vida social moderna como si se renunciara por completo el tráfico de
vehículos en las calles
 Según Carlos Parma:
Postula que el agente en su actuar tiene derecho a
contar con el actuar responsable y diligente de los
demás. No hablamos aquí de un concepto coloquial,
retorico psicológico o sentimental, sino
estrictamente social normativo y jurídico.
Se trata de confiar si nosotros cumplimos y
observamos las normas, los otros también lo harán.
Debe así mismo señalarse, que cuando no sean las
normas las que establezcan el ámbito concreto de
prevención y protección para todos los implicados,
será la normal experiencia la que las supla.
Parma menciona también que el principio de confianza se da con mayor concurrencia
en:
■ CONDUCCIÓN DE VEHÍCULOS
La jurisprudencia es muy sensible en poner en la prudencia y previsibilidad del
conductor un esmero particular, el que se traduce en un deber de desconfianza. Este
deber se enuncia de la siguiente manera en el ámbito jurisprudencia: “conduce de tal
manera que cuente siempre con la conducta incorrecta de terceros”
■ TRABAJO EN EQUIPO
Hay situaciones donde la confianza debe imperar dado que se trata de actividades de
grupo, donde muchas personas intervienen y donde diversas tareas son designadas a
cada una de ellas.
o Ámbito medico
o Ámbito empresarial
o Elaboración de productos
MARCO NORMATIVO
Dentro de la legislación peruana de manera implícita o explicita podemos encontrar
aquellos normas que garantizan en el debido proceso y presunción de inocencia.
En la Constitución Política del Perú
■ Articulo 1: la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin
supremo de la sociedad y del estado.
■ Articulo 2: Toda persona tiene derecho:
– Inciso 7: al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar
así como a la voz y a la imagen propia.
– Toda persona afectada por afirmaciones inexactas o agraviadas en cualquier
medio de comunicación social tiene derecho a que este se rectifique en forma
gratuita, inmediata y proporcional, sin perjuicio de las responsabilidades de la
ley.
– Inciso 24: a la libertad y a la seguridad personal. En consecuencia:
Toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado
judicialmente su responsabilidad.
En el código penal:
■ Art. VII.- principio de responsabilidad penal
La pena requiere de la responsabilidad penal del autor. Queda proscrita
toda forma de responsabilidad objetiva.
DESARROLLO DEL TEMA

■ El principio de confianza:
Esta estructura normativa fue propuesta por Gunter Jakobs, para quien:
“Cuando el comportamiento de los seres humanos se entrelaza, no forma
parte del rol del ciudadano controlar de manera permanente a todos los
demás; de otro modo, no sería posible la división del trabajo. Existe un
principio de confianza. En determinados ámbitos pero solo en determinados
ámbitos también se puede vincular el principio de confianza a la idea de
protección de bienes jurídicos”.
En igual sentido, Bacigalupo señala que:
“La teoría del riesgo permitido estima que dentro del riesgo permitido
debe considerarse también el comportamiento del que ha obrado
suponiendo que los demás cumplirán con sus deberes de cuidado
principio de confianza. Dicho de otra manera: el que obra sin tener en
cuenta que otros pueden hacerlo en forma descuidada no infringirá el
deber de cuidado.
Por ello no es la confianza en sentido coloquial, psicológico o sentimental la que se
manifiesta en la teoría de la imputación, sino la confianza de carácter social, esto
es, aquella que posibilita los contactos sociales: el ciudadano racional, fiel al
ordenamiento jurídico confiará en que los demás se comporten del mismo modo,
es decir, cumpliendo las expectativas sociales que les atañen y respetando a los
demás como personas.
En cuanto al fundamento del principio de confianza, en la doctrina se
han empleado varios postulados, pudiendo mencionar los siguientes:
a) La necesidad de garantizar el sentido o la finalidad de las normas jurídicas. Al
respecto Maraver señala que: “Si no se pudiera confiar en la conducta correcta
de los terceros, las normas jurídicas carecerían de sentido, pues una de sus
principales funciones es, precisamente, la de orientar la conducta de los
sujetos haciendo predictible la conducta de los terceros.
b) Justifica la protección de la confianza apelando a una ponderación de
intereses. Maraver señala que: Partiendo de esta propuesta el principio de
confianza es necesario para permitir el desarrollo de ciertas actividades en las
que se requiere un reparto de tareas o una división del trabajo como ocurre en
el tráfico viario, en la actividad médico-quirúrgica o en el ámbito empresarial.
c) El principio de confianza se fundamenta en el criterio rector de la
responsabilidad. En la medida que cada uno se limita a su propia conducta y,
por ende, no es obligación preocuparse porque los demás observen igual
comportamiento.
a) El reparto de tareas en estructuras complejas.-
El principio de confianza juega un rol fundamental en el reparto de
tareas, tanto entre personas que trabajan en un mismo nivel (división
horizontal del trabajo) como en una relación jerarquizada (división
vertical del trabajo). En el primer caso, por ejemplo, el principio de
confianza permite el desarrollo fluido de contactos sociales entre los
médicos de un equipo encargado de realizar una intervención quirúrgica,
o entre las diversas secciones de una empresa que fabrica productos
alimenticios. En el segundo caso, tiene especial aplicación, por ejemplo,
para empresas (gerente y empleados subordinados) o instituciones
públicas (ministros, viceministros, directores, personal administrativo).
b) Límites del principio de confianza.
Como toda institución jurídico-penal, el principio de confianza no es absoluto y,
por el contrario, tiene algunos límites para su aplicación en los contactos
sociales. No es posible confiar siempre en todas las situaciones, por lo que en
la práctica es necesario determinar hasta dónde está permitido
normativamente confiar en el proceder correcto de terceras personas. En
consecuencia, para definir el nivel de confianza permitido no sólo debe
considerarse el ámbito social específico donde se desarrolla una persona
(empresa jerárquicamente organizada, un equipo de construcción civil, una
entidad pública) y la posición que ocupa en dicho ámbito (jefe de planta,
gerente, director, trabajador de rango medio), sino también algunos datos
objetivos que influyen directamente en el carácter permitido o no de la
confianza.
APLICACIÓN EN LA JURISPRUDENCIA
NACIONAL
1. En la jurisprudencia nacional se observa la utilización del principio de confianza. Así
tenemos la sentencia emitida en el Expediente N° 3641-2011, por la Sala Penal
Transitoria de la Corte Suprema, en la que se empleó el principio de confianza para excluir
de imputación al encausado Alberto Pandolfi Arbulú (en aquel entonces, Presidente del
Consejo de Ministros) quien había sido condenado por el delito de colusión ilegal.
2. De igual manera tenemos la sentencia casatoria emitida en el Expediente N° 311-2012-
Ica, por la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, sobre delito aduanero en la
modalidad de transporte de productos pirotécnicos; en el cual se empleó el principio de
confianza para confirmar la inocencia del procesado Isaul Rado Conde, ya que no cabía la
imputación objetiva de la conducta típica en mérito a dicho principio.
3. Corte Suprema de Justicia Sala Penal Permanente R.N.N°243-2015
Lima, en el presente caso se aplica los principios normativos de
imputación objetiva, referidos al riesgo permitido y el principio de
confianza, toda vez que el encausado dentro de su rol de chofer
realizo una conducta estándar predeterminada por la sociedad –
transportó un producto recepcionado por el encargado de la
empresa, trasladando el producto en la confianza de la buena fe de
los negocios y que los demás realizan una conducta ilícita.
GRACIAS POR SU
ATENCIÓN