Anda di halaman 1dari 48

El padre en la aventura

del embarazo

Dr. Gonzalo Medina Aveledo

1
Introducción
 
El funcionamiento del cerebro del bebé en
gestación se puede asociar al de su madre.
Biológicamente son una unidad, de manera que lo
que su madre sienta, lo percibe el bebé intrauterino
inclusive desde etapas tempranas.
Durante el período embrionario las células
cerebrales se caracterizan por tener una intensa
actividad relacionada con el crecimiento en número
y las conexiones entre ellas y los centros nerviosos
superiores. Por tal motivo, desde etapas tempranas
el bebé intrauterino tiene una extraordinaria
capacidad de percepción tanto de la madre como
del padre por medio de mensajes o sonidos.
2
Lo que percibe el niño no nacido no es una
sensación en sí, sino la emisión de ondas de
cerebro a cerebro. Se puede decir que son
percepciones elementales.

El recibe una impresión rudimentaria de


presencia afectiva, lo cual es muy importante,
porque mientras más precoz reciba la impronta
que afuera alguien lo está esperando con
alegría, su desarrollo físico y su futuro psíquico
va a ser más armonioso.

3
Es vital que tanto la madre como el padre
utilicen todos sus sentidos para comunicarse con
su bebe intrauterino. Los padres son una sola
persona biológica aunque psicológicamente el
bebé sea un individuo.
El temperamento de un ser humano comienza
a formarse en la vida intrauterina, es por esto que
una madre relajada que esté rodeada de
tranquilidad y serenidad el incipiente
temperamento del bebé se va a estructurar en

4
¿Cómo influye el padre en el
embarazo de su hijo?
La respuesta la daremos a
continuación.

5
El rol del padre

Según el doctor Benjamin Spock“Mientras más


se estudian los distintos métodos de crianza más
se ha llegado a la conclusión de que lo mejor para
los hijos es lo que los buenos padres y las buenas
madres hacen por ellos instintivamente” Si usted
está sintonizado con su voz interior, será un buen
padre para sus hijos.
Esto es así desde el momento en que se entera
o recibe la noticia del embarazo de su esposa. A
partir de allí su vida comienza a transformarse. A
medida que ella dirija cada vez más su atención
hacia su bebé intrauterino, más crecerá su papel
como pilar de apoyo.
6
La rapidez de los cambios físicos,
emocionales y espirituales de su pareja no
tienen comparación con nada de lo que un
hombre pueda experimentar a nivel físico o
mental durante su vida. Por espacio de nueve
meses su esposa y el bebé intrauterino que
vienen en camino deberán ser el centro de su
atención.
No olvide que la promesa de un hijo atrae el
amor y la atención de quienes lo rodean. Los
sentimientos intensos deben ser la norma en
lugar de la excepción. Tanto en su caso como
futuro padre como en el de su pareja durante
este período inicial es preciso que sepan que
7
Entonces ¿Qué debe
hacer?
Segundo, es natural
Primero, el cuidado sentir algo de ansiedad
físico es tan ante la perspectiva del
importante para usted nacimiento de un
como para su esposa y nuevo ser. Su vida está
su futuro hijo. Para cambiando sin que
cumplir las funciones usted pueda hacer
de padre usted mayor cosa al
necesitará energía y si respecto. Debe
vela por su salud aprender a manejar el
estará en mejores estrés para poder
condiciones para tomar mejores
apoyar a su esposa y a decisiones y mantener
su bebé. En tal el equilibrio. Por eso
sentido, tenga una destine tiempo todos
8
Tercero, su cuerpo necesita dormir. Si no
consigue el reposo necesario, la fatiga se irá
acumulando y le impedirá mantenerse centrado
en medio de los sobresaltos de la vida diaria.
Busque por lo tanto tener un sueño reparador.
Por ejemplo si permanece quieto en la cama,
observando su respiración, su actividad
metabólica se reducirá al mínimo, casi al mismo
nivel del sueño profundo, y aunque su mente
esté despierta, su cuerpo obtendrá el descanso
que necesita. No se preocupe si no se duerme
inmediatamente. Al no preocuparse, podrá

9
Cuarto, en su calidad de futuro padre, deberá
reconocer que no podrá comprender o apreciar
totalmente lo que su pareja está viviendo. El
cuerpo de ella cambia diariamente y las
fluctuaciones hormonales pueden provocar cambios
súbitos en su estado de ánimo. Si se suman estos
cambios fisiológicos y bioquímicos a las
preocupaciones naturales del embarazo y el parto,
se obtiene una receta perfecta para una crisis
emocional ocasional.
En tal sentido, una buena cualidad que vale la
pena movilizar es la compasión por su pareja cuando
sienta que no parece ser la misma. No se tome a
pecho las perturbaciones emocionales que ella

10
Su esposa desea y necesita su amor y cariño de
una manera incondicional en medio de la
turbulencia física y emocional del embarazo. Eso
implica estar dispuesto a deponer las nociones
rígidas sobre la actitud que ella debe asumir ante
su mundo cambiante.

No olvides el embarazo es la oportunidad para


ser un verdadero guerrero espiritual en la cual se
cultive la flexibilidad sin debilidad, la paciencia sin
negligencia, y la aceptación sin resignación.

11
De allí la mutua comprensión y apoyo en
esta nueva experiencia.

Si su esposa está molesta, recuerde que


esa irritación puede ser producto quizás, de
alguna necesidad insatisfecha. Trate de mirar
más allá de la emoción para comprender la
que está pidiendo. Puede que algunas veces
pueda satisfacerla, mientras que otras no,
pero mientras más centrado permanezca
usted, más podrá ayudarla a recuperar su
equilibrio.

12
Usted ni su pareja pueden ser perfectos, pero
trate de buscar soluciones imaginativas para las
dificultades inevitables.

Evite la tentación de perderse en batallas


emocionales de ataques y defensas. Identifique
por el contrario, la realidad de lo sucedido,
reconozca los sentimientos desencadenados por
la situación, descubra la necesidad insatisfecha y
ofrezca las actuaciones conducentes satisfacer
esa necesidad.

13
Su papel como pilar de apoyo es
proporcionar a su esposa el grado máximo de
seguridad, tranquilidad y estabilidad, a
sabiendas de que es lo más importante que
puede hacer por su hijo que esta por nacer.

Antes de dejarse atrapar y arrastrar por el


conflicto y la confrontación, piense que su bebé
es el receptor de los sentimientos intensos.

14
Usted no pelearía acaloradamente con su
bebé, de manera que haga lo posible por no
hacerlo con su esposa.

De todo lo anterior se puede concluir que es


importante que desde el momento en que se
entera que su pareja está embarazada hasta
varios meses después del nacimiento usted

15
Hay momentos durante el embarazo en los cuales
su apoyo es crucial y su presencia es prioritaria:

•Cuando se realice y obtenga el resultado de la


prueba de embarazo.
•Las primeras vistas al obstetra.
•Cuando se realice las primeras ecografías.
•Ante cualquier visita al médico por algún motivo
de preocupación.
•Todas las clases sobre el parto.
•Visitas preliminares del sitio donde se va a
producir el nacimiento.
•Durante el parto.

16
Participe íntimamente del embarazo y el
nacimiento de su bebé. Su participación en los
momentos cruciales le servirá para fortalecer
la unión con su pareja. Estos momentos son
importantes.

Si los deja pasar, perderá una oportunidad


incomparable para compartir el desarrollo y el
nacimiento de su bebé.

17
El padre no debe ser un mero espectador del
embarazo de su pareja. Sabiendo que la madre
necesita de un estado emocional equilibrado, el
debe hacer lo posible para que su pareja se
sienta querida, amada, acompañada,
comprendida y apoyada en esta etapa tan
crucial. El bebé intrauterino tiene una
extraordinaria percepción. No olvides que el está
en total simbiosis con su mama.

Si ella si siente bien, él también lo estará. Por


otro lado cuando un padre coloca sus manos
sobre el vientre de la madre inicia el vínculo
afectivo con él, y si le habla o le canta, una vez

18
Recuerda ser padre no es dejar
embarazada a una mujer, ni aportar el
dinero necesario para su manutención, ni
delegar en ella todas las funciones afectivas
y de cuidado ni mucho menos acabar siendo
una figura autoritaria y dura alejada de todo
sentimiento.
Todo lo contrario lo que un hombre sienta
hacia su pareja es quizás el mayor éxito del

19
Quien mejor que el padre para hacer que su
hijo sea feliz a través de la madre. Es cierto que
no lo lleva en su vientre, en su cuerpo, pero
sentirlo en su corazón y en sus sentimientos es su
mejor contacto afectivo con él.
Dice el proverbio chino :

“si la madre lleva al niño,


corresponde al padre
llevar a la madre y al niño”

20
La Paternidad Responsable

La paternidad responsable pasa por la


información y la racionalización. Los hallazgos en
campos tan diversos como la neurociencia, la
biología celular y la psicología exigen que la
paternidad responsable se inicie ya con la
concepción. Lo ideal sería que todos los niños fueran
hijos deseados y fruto de una planificación. Todos
merecen ser amados desde el principio.
A todos nos gustaría hacerlo bien, ser ese tipo de
padres intuitivos y capacitados que nunca se
enfadan ni se estresan, que nunca dan un paso en
falso.

21
Tener conciencia y dominio de los
instrumentos que se precisan en la
paternidad hará que tengamos recursos de
los que echar a mano cuando nos falle el
instinto. Para educar a unos hijos
emocionalmente equilibrados hace falta ser
unos padres emocionalmente equilibrados y
preparados intelectivamente.
Si deseamos lo mejor para nuestros hijos
y por ende para el futuro del planeta,
debemos luchar con todas nuestras fuerzas.

22
Cada niño es distinto al nacer, no sólo a
causa de su código genético, sino también por
su trayectoria, desde la concepción hasta la
cuna, ha sido única.
En el viaje a través del líquido amniótico hay
miles de rutas y bifurcaciones. Todas las
experiencias en el camino de la vida prenatal
modifican las moléculas de la emoción, los
sistemas nerviosos autónomo y central, y la

23
Al empezar a ser, surgiendo de una única
célula hasta convertirnos en individuo con un
cuerpo y un cerebro, nuestra experiencia crea
sensibilidades, expectativas, estados de ánimo,
actitudes, puntos fuertes y vulnerables,
predisposiciones hacia el optimismo o el
pesimismo, confianza o recelo, amor u odio. Por
tal motivo el bebé está a merced de sus padres.

24
Una paternidad correcta puede conseguir
que se superen graves dificultades prenatales
y perinatales. Por el contrario una paternidad
basada en el maltrato puede ensombrecer de
manera rápida y permanente la mente más
brillante y afectuosa.

Las interacciones y los actos invisibles a


menudo inconscientes de los padres conforman
y moldean la personalidad del niño.

25
Lo que él ve y oye, la manera en que lo
tocan y le hablan, los gestos de su padre
cuando le cambia el pañal, la mirada de su
mamá cuando lo amamanta, ésas son las
cosas que le importan y lo nutren
intectualmente.

Es evidente lo esencial de que significa


cubrir las necesidades físicas del bebé, pero
satisfacer las de tipo emocional, intelectual,
moral y espiritual es asimismo básico, aunque
en la literatura convencional sobre paternidad

26
Muchos dicen que el arte de ser padres no se
aprende, porque todos los padres saben qué
hacer con sus hijos de manera instintiva.
Es ingenuo creer que las madres aman de
manera automática a sus bebés o que todos los
padres pueden liberarse de las heridas del
pasado.

27
Todos somos descendientes de
generaciones de padres neuróticos y no es una
crítica sino una descripción de un hecho. No
olvidemos que las cicatrices de nuestras
psiques tienden a interferir en nuestra
capacidad natural para amarnos y respetarnos
a nosotros mismos y a los demás.
Por tal motivo es imperativo hacer un
inventario de la disponibilidad para la

28
Los conflictos inconscientes de los padres
interfieren siempre en el crecimiento normal del
niño. El nacimiento de un bebé nos cambia la
vida para siempre, en tal sentido es absurdo
pretender llevar la misma vida que llevábamos
antes. Nuestro hijo sabe lo que sentimos.

Tanto los niños como los padres son agentes


de un sistema reciproco de interacción

29
Cuando se nace, ya el bebé posee unos
gustos y preferencias marcadas. Cuando los
padres están nerviosos son menos capaces de
reconocer las necesidades emocionales o de
salud de sus bebés. Estudios reportan que
una respuesta paterna inadecuada y poco
sólida puede poner en peligro la salud mental
del recién nacido.

30
Los niños se ven influenciados por las
expectativas y las percepciones de sus padres, ya
sean éstas positivas o negativas. Debemos
conocer nuestras propias expectativas negativas,
nuestros miedos y nuestras ideas estereotipadas
en relación con los bebés. En cierta manera nos
comportamos como profesores y nuestros hijos se
comportan como alumnos.

Pero lo importante es considerar que desde el


mismo momento de la concepción, el niño tiene
una extraordinaria oportunidad, única por cierto,
de convertirnos en seres humanos más sabios,

31
¿Influyen los padres en los niños de
una manera distinta a como lo hacen
las madres?

32
Numerosos estudios reportan que los padres
influyen en el desarrollo del papel y la identidad
sexual sobre todo en el varón. El amor de una
madre por más puro y generoso que sea, no
puede compensar la falta de amor del padre. Es
evidente que lo mismo puede decirse en caso
inverso.

Es de nuestro padre y de nuestra madre de


quienes aprendemos nuestras primeras nociones

33
¿De quién van a aprender de sobre
hombres
y masculinidad,
los niños que crezcan en un hogar sin

34
En los niños varones, la manifestación más
grave de la ausencia del padre es la violencia
juvenil.

En el caso de las niñas es la maternidad


precoz y fuera del matrimonio. Criar a un niño
no es un acto solitario.

A los niños deben criarlo un padre y una


madre que trabajen en conjunto,
complementando inclusive mutuamente sus

35
Mensaje
final

36
Para dar a un bebé lo que necesita en
medio del estrés de la vida moderna hace falta
ser consciente de todos los temas que entran
en juego.

La clave está en una paternidad basada en


el afecto, la dedicación y la racionalización.
Para poder conseguir esta paternidad
responsable, los padres tienen que llevar a
cabo un inventario sincero de sus demonios
personales, de su relación conyugal y de la

37
Fortalecidos por este conocimiento, deben
prepararse para enfrentar los retos del
embarazo, el parto, el nacimiento del bebé y la
paternidad propiamente dicha.

Los padres responsables satisfarán las


necesidades de sus hijos a pesar de sus
propios traumas del pasado y de las
dificultades de la vida diaria.

38
Y lo harán así porque se han tomado la
molestia y han hecho el esfuerzo de comprender
sus sentimientos internos sus motivos, y porque a
diferencia de sus padres, han aprendido las
lecciones que hacen posible educar a sus hijos
sanos y felices.
A la hora de la verdad, nuestra única
esperanza de que tengamos un mundo mejor está
en la potenciación y la profundización de la
capacidad innata de nuestros hijos para cuidar a

39
Puntos clave para madres y padres

Antes de la concepción

•Evaluar con sinceridad ante los retos del embarazo


y la paternidad. Si afloran problemas de tipo físico,
psicológico o económico, sería bueno recurrir a la
ayuda profesional.

Concepción
•Todos los hijos deberían ser deseados.
•Todos los hijos deberían ser engendrados como
expresión de amor mutuo que los padres
comparten.
40
Embarazo
•Madres y padres deberían saberlo todo acerca de
su nacimiento, su infancia y la relación con sus
padres.
•Los padres deberían explorar su relación de pareja
y abordar con sinceridad sus esperanzas y sus
miedos.
•Los padres deben aprender a apreciar la
humanidad básica del futuro bebé y a comunicarle

41
•Los padres tienen que hacer todo lo posible
por vincularse con su hijo antes y después del
parto, hablando con él, cantándole, mediante
visualizaciones y juegos.
•De ayudar a la madre en todo lo que este su
alcance para que ella evite el estrés.
•Debe acompañar a la madre a las clases de
preparación al parto.

42
Parto
Siempre de que sea posible, el padre debería
estar presente en el momento del parto.

Después del parto


Decir sólo cosas elogiosas del recién nacido.
Debemos tener en cuenta que el niño escucha.
Insistir en que queremos sostener a nuestro hijo
en todo momento.
 
 
 

43
T
IP

Haga que su mano sea sentida en su


vientre, que su bebé intrauterino reciba a
través de su madre los olores o perfumes
agradables, que vea a través de sus ojos y que
sienta que su madre tiene su cara alegre y
confiada.

44
Recuerde que las peleas hogareñas
con el esposo deben evitarse en lo
posible.

La angustia y el mal humor pasan al


bebé a través de la sangre materna
cuando hay emociones fuertes negativas.

45
Haptonomí
a:

Viene del término griego haptis que significa el


tacto, pero también el sentimiento.
Se trata de una educación pre y postnatal
creada por el médico holandés Frans Veldman,
investigador de ciencias de la vida, cuyo objetivo
es la estimulación de los lazos afectivos
tempranos entre padres e hijos.
A la haptonomiatambién se le conoce como:
Ciencia de la afectividad.
El contacto táctil se transforma en una
relación psicoafectiva a la que no sólo
responde el niño, sino de la que puede ser
también el iniciador, dado que tiene la
capacidad de comunicarse.

47
Entre los padres e hijos se establece un
verdadero diálogo, con la finalidad de crear
un apego recíproco temprano, benéfico para
el futuro niño.

48